14 de Mayo: La Convicción de La Fe

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11:1)

El filósofo Soren Kierkegaard, el padre del existencialismo moderno, dijo, en su falta humana de entendimiento sobre el poder de Dios, que la fe es un salto en la oscuridad. Nada más lejos de la realidad. La fe cristiana no es un sentimiento difuso, vago e inseguro. La fe cristiana no es una fe ciega, que se tambalea en casualidades y se lanza a un mar de incertidumbre, plagado de dudas. Por el contrario, La fe cristiana tiene los ojos bien abiertos. Su objetivo es el propio Dios. La fe no es un salto en la oscuridad, sino una entrega consciente en los brazos del Dios omnipotente, para el que nada es imposible.

La fe es certeza y convicción. La fe es la certeza de las cosas y la convicción de los hechos. No hay nada subjetivo aquí. La certeza y la convicción son concepciones fuertemente racionales y objetivas. Las cosas y los hechos son realidades concretas y verificables. Por lo tanto, la verdadera fe no flota en el mar de la nada, sino que camina firme y decididamente sobre la base sólida de la verdad. La fe no camina por el sendero resbaladizo del racionalismo humano, sino por los senderos rectos de la revelación divina.

La fe no duda ni vacila. Su oxígeno es la certeza. Su esencia es la convicción. La fe ve más allá de los ojos. La fe sabe más allá de la razón. La fe toca lo que está más allá del alcance de las manos. La fe se apropia de lo que es imposible para los hombres. La fe es el combustible de los creyentes, que son salvos por la fe, viven por la fey ganan por la fe.

Oración:

Señor, que mi fe y confianza en Ti, crezcan cada día que camino conforme a la voluntad que me has trazado. Que los errores del pasado y las dudas, que a veces pueda tener del futuro, no nublen mi entendimiento de la gran verdad que reposa en mi corazón: que Tu poder nunca falla, y todo lo puede. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – 1 Timoteo 5

En Hebreos 11, el autor a los hebreos escribe lo que hoy se llama la galería de los héroes de la fe. Comienza introduciendo el concepto de fe y hablando de su importancia.

A partir de ahí, presenta una lista detallada de ejemplos de hombres y mujeres de Dios que tuvieron su vida completamente influenciada por la fe.

Esquema de Hebreos 11:

11.1 – 3: La importancia de la fe

11:4 – 12: Ejemplos de hombres y mujeres de fe

11:13-16: La esperanza alimentada por la fe

11:17 – 40: Más ejemplos de hombres y mujeres de fe

Comentario Hebreos 11:1

La fe siempre ha sido la marca de los siervos de Dios desde el comienzo del mundo. Donde el Espíritu regenerador de Dios implanta el principio, hará que se reciba la verdad acerca de la justificación por medio de los sufrimientos y los méritos de Cristo. Las mismas cosas que son el objeto de nuestra esperanza son el objeto de nuestra fe. Es una firme persuasión y expectativa de que Dios cumplirá todo lo que nos ha prometido en Cristo. Este convencimiento da al alma el goce de esas cosas ahora; les da una subsistencia o realidad en el alma por las primicias y anticipo de ellas. La fe demuestra a la mente la realidad de las cosas que no se pueden ver con los ojos del cuerpo. Es la plena demostración de todo lo revelado por Dios como santo, justo y bueno. Este enfoque de la fe se explica mediante el ejemplo de muchas personas de tiempos pasados que obtuvieron buen testimonio o un carácter honorable en la palabra de Dios. La fe fue el principio de su santa obediencia, sus servicios notables y sufrimientos pacientes. La Biblia da el relato más veraz y exacto de todas las cosas y tenemos que creerlos sin discutir el relato de la creación que dan las Escrituras, porque no corresponda con las fantasías divergentes de los hombres. Todo lo que vemos de las obras de la creación fueron llevadas a cabo por orden de Dios.

Más Palabra Edificada / Bendiciones de La Fe:

-«…y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre…» Romanos 1:5

-«Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos…» Romanos 10:8

-«Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.» Romanos 10:17

-«¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.» Romanos 14:22

-«…para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.» 1 Corintios 2:5

-«Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos…» 2 Corintios 13:5