El Poder de Influenciar

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca. (Lucas 6:45)

Aunque nuestros círculos de influencia varían de tamaño, todos tenemos el poder de influenciar a otros para bien o para mal.

Daniel no tenía el propósito de impresionar o influenciar a los demás, pero algo de su personalidad afectaba a todos los que tenían contacto con él (Daniel 1:21), desde los servidores más humildes hasta reyes de imperios. Lo que hacía distinguir a este joven era su compromiso con sus convicciones. Creía en la verdad absoluta de las Escrituras. Cuando fue llevado a Babilonia, se «propuso» no contaminarse con la comida del rey, porque sabía que comer carne ofrecida a los ídolos estaba prohibido por la ley mosaica.

Eran las convicciones de Daniel, no su entorno, las que determinaban su conducta. Nuestro mundo ofrece multitud de maneras de transigir en lo que sabemos que es correcto, pero si decidimos seguir nuestras convicciones, también podremos mantenernos firmes en obediencia a Dios. Aunque este mundo incrédulo puede burlarse de nuestros valores y estilo de vida, su respeto por nosotros disminuye cuando vacilamos y cedemos a las tentaciones. Y lo peor es que nuestro testimonio como seguidores de Cristo se ve destruido.

La convicción en cuanto a la verdad de Dios es como un ancla. Cuando soplen los vientos de la opinión, y las olas de la tentación nos golpeen, podremos saber con certeza la forma correcta de responder. No vacile en su obediencia al Señor. Su firme posición en defensa de lo correcto podrá influir poderosamente en los demás. La convicción en cuanto a la verdad de Dios es como un ancla.

Palabra Diaria: Señor, permíteme llevado por Tu verdad y Tu guía, dejar una huella positiva en todos aquellos con los que tenga contacto, este y todos los días.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Lucas 6

En este capítulo 6 tenemos la exposición de la ley moral de Cristo, que no vino a destruir, sino a cumplir y perfeccionar mediante su Evangelio. I. He aquí una prueba de la legitimidad de las obras de caridad esenciales en el día de reposo, la justificación previa de sus discípulos recogiendo espigas, y la justificación posterior de él mismo por curar la mano seca de un hombre en ese día, vv. 1-11. II. Su retiro a una oración secreta, v. 12. III. La convocatoria de los doce discípulos, vv. 13-16. La curación de las diversas enfermedades de un gran número de personas que recurrieron a Él, vv. 17-19. V El sermón que predicó a sus discípulos y a la multitud guiándolos en su deber tanto con Dios como con los hombres, vv. 20-49.

Comentario Lucas 6:45

El árbol se conoce por sus frutos; que la palabra de Cristo sea injertada de tal modo en nuestros corazones que podamos ser fructíferos en toda buena palabra y obra. Lo que la boca habla comúnmente concuerda con lo que abunda en el corazón. Hacen un trabajo seguro para sus almas y para la eternidad, y siguen el rumbo que les será de beneficio en el tiempo de prueba, sólo los que piensan, hablan, y actúan conforme a las palabras de Cristo. Quienes se esfuerzan en la religión, hallan su esperanza en Cristo que es la Roca de los siglos, y nadie puede poner otro fundamento. En la muerte y en el juicio ellos están a salvo si son sostenidos por el poder de Cristo, por medio de la fe para salvación, y nunca perecerán.

Más Palabra Edificada / Cáracter del Maestro:

«El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.» Lucas 6:40

«Instruye al niño en su camino,
Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.» Proverbios 22:6

«Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar;
Sobre ti fijaré mis ojos.» Salmos 32:8

«De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.» Mateo 5:19

«Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.» 1 Corintios 15:58

«El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor.» Mateo 10:24

» Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación.» Santiago 3:1

«De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.» Mateo 5:19

«Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy.» Juan 13:13

» Esto manda y enseña.» 1 Timoteo 4:11

«Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros.» Juan 13:14