Tiempo a solas con Dios

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo. (Mateo 14:22-23)

Casi una docena de niños hablaban y jugaban. Con tanta actividad, empezó a hacer calor en la habitación, y abrí la puerta. Un muchachito consideró que esa era su oportunidad de escaparse. Cuando estaba por alcanzarlo, no me sorprendió que estuviera yendo derecho hacia los brazos de su papá.

Este niño hizo lo que todos necesitamos hacer cuando la vida se vuelve ardua y angustiosa: se escabulló para estar con su padre. Jesús buscaba oportunidades para pasar tiempo en oracióncon su Padre celestial. Podría decirse que esta era la manera en que soportaba las demandas que
consumían su energía humana. Una vez, fue a un lugar solitario cuando lo seguía una multitud. Al ver sus necesidades, los sanó y les dio de comer. Sin embargo, después de eso, «subió al monte a orar aparte» (Mateo 14:23).

Aunque Jesús ayudó muchas veces a una gran cantidad de personas, no permitió que esto lo agotara ni lo apresurara, sino que alimentaba su comunión con Dios por medio de la oración. ¿Y tú? ¿Dedicarás tiempo a estar a solas con Dios para experimentar la fortaleza y la satisfacción que solo Él ofrece.

Oración diaria: Señor, que coloque siempre como la mayor prioridad, el pasar tiempo a solas contigo en oración, agradeciendo Tus bendiciones, alabando Tu poder y reconociendo Tu amor inmenso y Tu misericordia incondicional para con cada uno de Tus hijos.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Mateo 14:

Juan el Bautista dijo de Cristo: «Es necesario que él crezca, pero que yo disminuya» (Juan 3:30). La estrella de la mañana aquí se está desvaneciendo, y el Sol de la Justicia, se eleva a su brillo meridiano. Aquí leemos de: I. El martirio de Juan: su encarcelamiento por su fidelidad, en el caso de Herodes (vv. 1-5), y su decapitación, para complacer a Herodías (vv. 6-12). II. Los milagros de Cristo. 1. La ocasión en que alimentó a cinco mil personas que acudieron a Él para que les enseñara, con cinco panes y dos peces (vv. 13-21). 2. Cristo caminando sobre las olas hacia sus discípulos en medio de una tormenta (vv. 22-23). La curación de los enfermos con un toque en el borde de su manto (vv. 34-36). Así salió, así siguió, para vencer y conquistar, o mejor dicho, para curar y sanar.

Referencias cruzadas por término – Mateo 14:22-23:
En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.

Marcos 6:45-51 – En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar; y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra. Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles. Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y gritaron; porque todos le veían, y se turbaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban.

Mateo 13:36 – Entonces, despedida la gente, entró Jesús en la casa; y acercándose a él sus discípulos, le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo.

Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.

Hechos 6:4 – Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.

Marcos 6:46 – Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar;

Juan 6:15-17 – Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey, volvió a retirarse al monte él solo. Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar, y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaum. Estaba ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *