24 de Junio: Preservados y protegidos

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:39)

Dios nunca olvida a quien ama. Dirigiéndose a los cristianos del primer siglo, Judas escribió en su epístola: «a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo» En el idioma original, la frase está en el tiempo pasado perfecto, donde el equivalente más cercano podría leerse así: «Sois continuamente guardados por Jesucristo». Es el resultado permanente de una acción pasada. Cualesquiera que sean tus dificultades hoy, necesitas saber que eres preservado en Cristo y que Él mantendrá su inversión, comprada en la cruz. Él te protegerá, te preservará y te guardará.

Sin embargo, la Biblia también dice que nos mantengamos en el amor de Dios (Judas 21). ¿Es esto una contradicción? No. Son sólo dos caras de la misma moneda. La Biblia enseña que Dios nos guardará, pero al mismo tiempo, que debemos guardarnos en su amor. No permanecemos salvados, pero sí seguros. Hay cosas que debemos hacer diariamente para mantenernos en el lugar donde Dios puede bendecirnos activamente, alejándonos de todo lo que le desagrada y de las cosas que nos hundirían espiritualmente.

Los ataques siempre vendrán sobre nosotros. Si no fuera porque la gracia de Dios nos preserva, ninguno de nosotros lo haría por sí mismo. Es evidente que somos preservados, protegidos y mantenidos por el poder infalible y omnipotente de Nuestro Padre.

Oración:

Señor, que no olvide en ninguna circunstancia, que nos preservas, nos proteges y nos mantienes siempre en Tu gracia y para Tu gloria. Por ello dame la perseverancia, la disciplina y la obediencia, para mantenerme yo también, siempre en Tu amor. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Romanos 8:

Romanos 8 es uno de los capítulos más queridos de toda la Escritura. Pablo comienza y termina este pasaje con declaraciones sobre la seguridad absoluta de los que están en Cristo. En primer lugar, no hay condenación, en absoluto, para los que están en Cristo. Por último, nada podrá separarnos del amor de Dios por nosotros en Cristo. Con esto se refiere a los que han sido salvados por su fe en Jesús (Romanos 3:23-26). Como dejan claro las Escrituras, la promesa de salvación sólo se da a los que creen en Cristo (Juan 3:16-18). Los que rechazan a Jesús rechazan a Dios (Juan 8:19), y no se salvarán (Juan 3:36). Para los que llegan a la fe, su salvación es absolutamente segura (Juan 10:28-29). Las dificultades pueden poner a prueba su fe y fortalecerla (Hebreos 12:3-11), pero nunca implican que Dios haya abandonado a sus hijos (1 Juan 3:1).

Referencias cruzadas por término – Romanos 8:39:
Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios.

Romanos 5:8 – Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Colosenses 3:3-4 – Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Efesios 1:4 – según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Tito 3:4-7 – Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Romanos 8:35 – ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Salmos 64:6 – Inquieren iniquidades, hacen una investigación exacta; Y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como su corazón, es profundo.

Que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. (Hechos 2:36)

Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles. (Apocalipsis 17:14)

La cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores. (1 Timoteo 6:15)

Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; este es Señor de todos. (Hechos 10:36)

Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven. (Romanos 14:9)