Sigue Adelante y Progresa

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Tu palabra es una lámpara a mis pies; ¡es la luz que ilumina mi camino! (Salmos 119:105)

Es cierto que todos tenemos espacio para crecer y mejorar en nuestra relación con Dios. Solía desanimarme acerca de lo lejos que tenía seguir, y parecía que me lo recordaba todos los días, a veces cada hora. Tenía una sensación constante de fracaso, una sensación de que yo no era lo que necesitaba ser, no estaba haciendo lo suficiente y necesitaba esforzarse más. Sin embargo, cuando más lo intentaba, solo fallaba nuevamente.

Ahora he adoptado una nueva actitud: no estoy donde necesito estar, pero gracias a Dios que no estoy donde solía estar¡Estoy bien, y voy en camino! Ahora sé con todo mi corazón que Dios no está enojado conmigo solo porque todavía no he llegado. Él está complacido de que sigo adelante y permanezco en el camino que Él preparó para mí.

Y es que no se trata de ser perfectos o de cumplir con un calendario. El plan de Dios para nuestra vida es variable, con sobresaltos, verdas estrechas, situaciones apremientes, pero tambien alegrías y maravillosas bendiciones. Es una carrera de perseverancia y resistencia y no de velocidad, por lo que nuestro Padre, no desea apurarnos, ni espera de nosotros una marcha rapida, sino un andar constante aceptando la gracia de Su voluntad.

Si tú y yo simplemente “seguiremos adelante”, Dios estará complacido con nuestro progreso. Él ha prometido iluminar el camino que tenemos delante de nosotros. A lo mejor no conocemos el camino y de pronto podamos tropezar de vez en cuando, pero Dios es fiel. ¡Él ve tu progreso, está orgulloso de ti, y Él va a ayudarte a mantenerte en el camino correcto!

Palabra Diaria: Señor, no me desanimaré acerca de dónde estoy. Ya me has traído muy lejos, y Sé que continuarás iluminando mi camino y guiándome siempre por los senderos que me mantengan obediente a Tu voluntad.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Salmos 119

El Salmo 119 es el más largo de la Biblia, con 176 versos. Su autor es desconocido, pero muchos creen que fue escrito por David, Esdras o Daniel. Nos dice que la palabra de Dios es la verdad más profunda y que ayuda en todos los momentos difíciles de nuestra existencia.

El Salmo 119 es una extensión del Salmo 19:7-9, en el que se dice que «La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; Los juicios de Jehová son verdad, todos justos»

Los preceptos del Señor son rectos y alegran el corazón; el mandamiento del Señor es puro e ilumina los ojos. El temor del Señor es limpio y permanece para siempre; los juicios del Señor son verdaderos y justos a la vez.

En casi todos los versos se menciona la Palabra de Dios. El Salmo 119 afirma que la palabra de Dios refleja el carácter de Dios mismo y en consecuencia es ella el modelo que debe dirigir nuestras vidas, para reflejar tal carácter.

Comentario Salmos 119:105:

La palabra de Dios nos dirige en nuestra obra y camino, y el mundo sería indudablemente un lugar tenebroso sin ella. El mandamiento es lámpara que se mantiene encendida con el aceite del Espíritu, como luz que nos dirige al elegir nuestro camino y los pasos que damos en ese camino. Aquí se alude a la obediencia a los mandamientos de Dios por parte del pecador sometido a una dispensación de misericordia, la obediencia del creyente partícipe del pacto de gracia. El salmista es frecuentemente afligido pero con el anhelo de llegar a ser más santo; diariamente eleva oraciones pidiendo gracia vivificante

Más Palabra Edificada / Avanzar en Tiempos Difíciles:

«Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.» Salmos 1:1-3

«Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.» 3 Juan 1:2

«A los hambrientos colmó de bienes…» Lucas 1:53

«Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.» Hechos 27:25

-«Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.» Juan 16:33

-«Tendrás confianza, porque hay esperanza; mirarás alrededor, y dormirás seguro.» Job 11:18

-«Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» Josue 1:5

-«Del consejo del pobre se han burlado,
Pero Jehová es su esperanza.» Salmos 14:6

-«Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió desde su monte santo. Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba. No temeré a diez millares de gente, que pusieren sitio contra mí.» Salmo 3:3-6

-«Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de él es mi esperanza.» Salmos 62:5

-«…gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración…» Romanos 12:12