Siempre firmes

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional y las referencias cruzadas por términos. Esperamos sea de bendición)

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. Todas vuestras cosas sean hechas con amor. (1 Corintios 16:13-14)

En su primera carta a los Corintios Pablo les señala los errores que han cometido y les muestra como vivir una vida llena del Espíritu. Como finalización a tales enseñanzas da el magnífico resumen contenido en el versículo de hoy: Velad (Estar atentos), estar firmes en la fe, esforzaos (ser fuertes, no temer) y hacer todo con amor.

Velad (Estar atentos).

Pablo utiliza esta frase para recordar a cada creyente que debían vigilar sus vidas, su comunidad y sus decisiones. Sabía que si no estaban atentos a seguir los principios y verdades de La Palabra, se perderían en las artimañas, los trucos o los engaños que el enemigo utilizaba para infiltrarse en la comunidad, por medio del pecado.

Estar firmes en la fe.

La inmoralidad era un problema importante en la iglesia de Corinto. Pero en lugar de abordar este problema, los cristianos de Corinto lo toleraron y posiblemente ignoraron. Así que Pablo les recordó que eran un solo cuerpo. Si a una persona se le permitía faltar a Dios, entonces todos eran parte del problema. Tenían que aprender a mantenerse firmes en su fe, de modo que su prioridad fuera agradar a Dios, no a las opiniones de la gente.

Esforzaos (ser fuertes, no temer).

Para resistir los ataques espirituales, los corintios debían mantenerse unidos y fuertes. Tenían que utilizar con valentía sus dones y talentos para fortalecer la comunidad de la iglesia y ayudarla a crecer, incluso cuando pareciera contra cultural e incómodo.

Que todo lo que hagas lo hagas con amor.

En 1 Corintios 13, Pablo escribe que podría ser perfecto, hacer todo correctamente, no pecar nunca y guardar siempre los mandamientos de Dios, pero si no tuviera amor, no significaría nada. Fuerza, valor y compromiso, nada de eso importaría si el amor de Dios no estuviera en el centro de todo lo que pensamos y hacemos.

Si el amor de Dios no nos define, la firmeza puede convertirse en autosuficiencia, la fuerza puede convertirse en terquedad y el valor puede convertirse en arrogancia.

Por ello la enseñanza del apóstol Pablo es certera y suficiente y es una invitación a pensar: ¿qué pasos vas a dar para mantenerte firme en lo que crees con fuerza y valor? ¿qué cosas necesitas cambiar de tu carácter para mantenerte firme actuando con amor para El Señor incluso en las pruebas más difíciles? Mientras determinas las decisiones que debes tomar, recuerda que Dios está luchando por ti y su Espíritu está contigo. Él puede capacitarte para recibir y compartir Su gracia con valentía.

Oración diaria: Señor, Te necesito. Me has dado todo lo que requiero para vivir una vida a Tu servicio, pero ello no significa que sea fácil. Así que, por favor, te pido me ayudes a no renunciar a mi fe. Ayúdame a estar en guardia contra cualquier ataque o mentira del enemigo. Dame el valor de mantenerme firme en mi creencia en Tus promesas y de vivir con amor para Ti cada día.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resúmen de capítulo, 1 Corintios 16:

Primera de Corintios 16 concluye la larga carta de Pablo a la iglesia de Corinto con varios asuntos. Les indica cómo preparar una contribución especial para los cristianos necesitados de Jerusalén. Describe su plan de visitarlos en persona después de terminar su ministerio en Éfeso y pasar por las iglesias de Macedonia. Les revela que Timoteo va a ir a verlos más rápidamente y que Apolos no. Por último, elogia a una delegación de Corinto que ha venido a verle. Sus últimas palabras en la carta son una declaración de amor hacia todos ellos.

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.

Salmos 27:14 – Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.

Josué 1:6-7 – Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Isaías 35:4 – Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará.

Mateo 26:41 – Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Colosenses 4:2 – Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias.

Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

Juan 13:34-35 – Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Hebreos 13:4 – Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

Juan 15:17 – Esto os mando: Que os améis unos a otros.