Recibir Su Gracia

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy)  Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. (Santiago 4:5-6)

La gracia es el poder de Dios para vivir de la manera en que Él te llamó a vivir. Sin embargo, Dios no nos dará la gracia de vivir fuera de Su voluntad. Si Él nos dice que no hagamos algo que decidamos hacer de todos modos, experimentaremos la dolorosa pérdida de Su unción.

La gracia es igual a la capacidad. Dios nos da la gracia para que coincida con Su llamado en nuestras vidas. Cuando hacemos nuestras propias cosas, lo hacemos por nuestra cuenta. Cuando nosotros seguimos Su dirección, Él siempre proveerá la gracia y la energía para hacer lo que nos está llamando a hacer.

La mejor parte es que, mientras tenemos que elegir recibir Su gracia, no tenemos que hacer nada para ganarla. Cuando eliges seguir el llamado de Dios, Él está listo y dispuesto a ayudarte. Jesús murió para cubrir tus pecados y entonces tú puedas caminar rectamente delante de Dios con acceso al Espíritu Santo que puede ayudarte a navegar en la vida cotidiana.

Te pido hoy que te asegures de estar en posición de recibir Su gracia y capacidad. Si estás tratando de seguir tu propio camino, dile a Dios que quieres seguirlo y pídele ayuda. Él siempre será fiel para darte Su gracia.

Oración diaria: Señor, no puedo vivir la vida con éxito sin Tu gracia en mi vida. Quiero seguir Tu llamado, y te pido que me ayudes a vivir todos los días de la manera que Tú quieres que yo viva. Que mis planes sean resguardados por Tu grandiosa protección y que cada paso que emprenda sea siempre glorificando Tu voluntad en mi vida. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Santiago 4:

El libro de Santiago trata de lo que significa para un cristiano vivir una vida de completa confianza en Dios. El capítulo 4 se basa en el final del capítulo 3, donde Santiago describió la sabiduría egoísta del mundo. Seguir esta mundanidad era la causa de las peleas entre los lectores cristianos de Santiago. Les llamó a arrepentirse y, con humildad, a recibir la gracia de Dios. Los llamó a dejar de hacer sus planes de negocios como si pudieran lograr algo sin Dios. En el capítulo 5, seguirá hablando de los peligros de confiar en las riquezas en lugar de en el Señor.

Referencias cruzadas por término – Santiago 4:5-6:
¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?:

Gálatas 3:8 – Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones.

Génesis 37:11 – Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto.

Eclesiastés 4:4 – He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

Génesis 8:21 – Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.

Romanos 1:29 – estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades;

Juan 10:35 – Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada).

Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes:

Job 22:29 – Cuando fueren abatidos, dirás tú: Enaltecimiento habrá; Y Dios salvará al humilde de ojos.

Proverbios 22:4 – Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.

Lucas 14:11 – Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

Isaías 57:15 – Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

Lucas 18:14 – Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido.

Proverbios 15:33 – El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad.

Lucas 1:52 – Quitó de los tronos a los poderosos, Y exaltó a los humildes.

Mateo 23:12 – Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *