Primero ora

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

«Ante todo, exhorto a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; por los reyes y por todos los que ocupan altos puestos, para que vivamos con tranquilidad y reposo, y en toda piedad y honestidad» (1 Timoteo 2:1-2)

Estos versículos son claros, ¿cierto? La instrucción es simple y plana, mantener la oración como el pilar fundamental de nuestra vida junto a Dios para recibir dentro de sus tiempos, las maravillosas promesas que sólo el puede brindarnos: paz, regocijo, seguridad, tranquilidad y sobre todas las cosas, vida. Y es que la oración se convierte en una prioridad, en la herramienta indispensable para pedir al Senor su ayuda, pero tambi´ne para agradecerle las bendiciones que nos otorga.

David fue un hombre de oración, agredecía a Dios con hermosos salmos que eran oraciones escritas, pero también disponía de tal herramienta en situaciones apremientas, por ejemplo cuando pensaba pelear contra los filisteos. Antes de emprender la batalla, «David consultó al Señor, diciendo: ¿Iré a atacar a estos filisteos?» (1 Samuel 23:2) . El Señor le dio su aprobación. Sin embargo, a los soldados de David le intimidaban las fuerzas enemigas. Entonces, antes de levantarse contra los filisteos, el líder volvió a orar, y Dios prometió darle la victoria ( v. 4) .

¿Es la oración una guía en nuestra vida o el último recurso cuando surgen problemas? A veces, caemos en el hábito de hacer planes y, después, pedirle a Dios que los bendiga, o solamente oramos en momentos de desesperación. El Señor desea que acudamos a Él en nuestras necesidades, pero también que recordemos que lo precisamos en todo momento (Proverbios 3:5-6) .

Palabra diaria: Señor, ayúdame a no confiar en mi sabiduría y buscarte en cada situación de la vida, sabiendo que tus caminos y tus planes, son más altos que los míos y me llevarán en cualquier circunstancia, al destino de bien que solo tu puedes brindarme.
Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
1 Timoteo 2:1-2
Tema del Capítulo – 1 Timoteo 2:

En 1 Timoteo 2, Pablo comienza enseñando sobre el deber de orar por todas las autoridades. Los cristianos de aquella época, se enfrentaron a la impiedad del emperador Nerón, que les hizo mucho daño. Aun así, es deber de los cristianos suplicar, rezar, interceder y dar gracias a Dios en favor de las autoridades.

El discurso continúa explicando que la salvación en Cristo está disponible para todos. Pablo revela el deseo de Dios de salvar a toda la humanidad y no sólo a unos pocos elegidos. El Espíritu Santo trata de guiar a los cristianos en todos los ámbitos de la vida. Aquí no es diferente.

A través de Pablo da consejos a los hombres y mujeres para que se comporten de forma decente y ordenada, de manera que su comportamiento en la comunidad local, refleje la luz del Hijo de Dios.

Esbozo de 1 Timoteo 2:

2.1 – 4: El deber de orar por las autoridades

2:5-7: La salvación está al alcance de todos

2:8-15: Recomendaciones a hombres y mujeres

Comentario Bíblico Lucas 6:38

Los discípulos de Cristo deben ser gente que ora; todos, sin distinguir nación, secta, rango o partido. Nuestro deber de cristianos está resumido en dos palabras: piedad, esto es, la adoración justa de Dios; y honestidad, esto es, buena conducta para con todos los hombres. Estas deben ir unidas; no somos verdaderamente honestos si no somos piadosos y no rendimos a Dios lo que le es debido; no somos verdaderamente piadosos si no somos honestos. Debemos abundar en lo que es aceptable ante los ojos de Dios nuestro Salvador. Hay un solo Mediador y ese Mediador se dio como rescate por todos. Esta designación fue hecha para beneficio de los judíos y los gentiles de toda nación; para que todos los que lo quieran puedan ir por este camino al trono de la misericordia del Dios que perdona, a buscar reconciliación con Él. El pecado había puesto enemistad entre Dios y nosotros; Jesucristo es el Mediador que hace la paz. Él es el rescate que iba a ser conocido en el tiempo establecido. En la época del Antiguo Testamento se habló de sus sufrimientos y de la gloria que seguiría, como de cosas que serían reveladas en los últimos tiempos. Los que son salvados deben llegar al conocimiento de la verdad, porque ese es el camino designado por Dios para salvar pecadores: si no conocemos la verdad no podemos ser gobernados por ella.

Referencias cruzadas:

Santiago 5:16 – Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Hechos 17:30 – Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

Tito 2:11 – Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres,

Tito 3:2 – Que a nadie difamen, que no sean pendencieros, sino amables, mostrando toda mansedumbre para con todos los hombres.

Salmos 67:1-4 – Dios tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga; Haga resplandecer su rostro sobre nosotros; Selah Para que sea conocido en la tierra tu camino, En todas las naciones tu salvación. Te alaben los pueblos, oh Dios; Todos los pueblos te alaben. Alégrense y gócense las naciones, Porque juzgarás los pueblos con equidad, Y pastorearás las naciones en la tierra. Selah

Filipenses 1:3 – Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros,

Génesis 18:23-32 – Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío? Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él? Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo? Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos. Y Abraham replicó y dijo: He aquí ahora que he comenzado a hablar a mi Señor, aunque soy polvo y ceniza. Quizá faltarán de cincuenta justos cinco; ¿destruirás por aquellos cinco toda la ciudad? Y dijo: No la destruiré, si hallare allí cuarenta y cinco. Y volvió a hablarle, y dijo: Quizá se hallarán allí cuarenta. Y respondió: No lo haré por amor a los cuarenta. Y dijo: No se enoje ahora mi Señor, si hablare: quizá se hallarán allí treinta. Y respondió: No lo haré si hallare allí treinta. Y dijo: He aquí ahora que he emprendido el hablar a mi Señor: quizá se hallarán allí veinte. No la destruiré, respondió, por amor a los veinte. Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez.

Efesios 3:13 – por lo cual pido que no desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros, las cuales son vuestra gloria.

Salmos 72:19 – Bendito su nombre glorioso para siempre, Y toda la tierra sea llena de su gloria. Amén y Amén.

Jeremías 29:7 – Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz.

Romanos 13:1-7 – Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia. Pues por esto pagáis también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.

Proverbios 24:21 – Teme a Jehová, hijo mío, y al rey; No te entremetas con los veleidosos;

Tito 2:10-14 – no defraudando, sino mostrándose fieles en todo, para que en todo adornen la doctrina de Dios nuestro Salvador. Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.

Salmos 72:1 – Oh Dios, da tus juicios al rey, Y tu justicia al hijo del rey.

Hechos 24:16 – Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.

Romanos 12:18 – Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.

Génesis 49:14-15 – Isacar, asno fuerte Que se recuesta entre los apriscos; Y vio que el descanso era bueno, y que la tierra era deleitosa; Y bajó su hombro para llevar, Y sirvió en tributo.

Salmos 20:1-4 – Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda. Te envíe ayuda desde el santuario, Y desde Sion te sostenga. Haga memoria de todas tus ofrendas, Y acepte tu holocausto. Selah Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo.

Filipenses 4:8 – Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.