Oportunidades de servir

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir. (Lucas 6:38)

Todos los días encuentras oportunidades de servir a los demás. Tal vez tengas un amigo enferma que necesita ayuda para limpiar su casa. Una persona mayor de tu comunidad puede requerir que le eches una mano con sus compras. A un compañero de trabajo le vendría muy bien un poco de ayuda para cumplir con un plazo de entrega. La lista de posibilidades es infinita.

La Biblia nos dice que llevemos los unos las cargas de los otros. Puedes pensar que no tienes nada que dar, pero como hijo de Dios, tu suministro es mayor de lo que imaginas. Puedes servir a otros con tu tiempo, una palabra amable, sabiendo escuchar, una ayuda económica, o incluso trabajo físico. No des porque te sientas obligada a hacerlo, sino porque quieras. Dios aprecia el don que se hace con un corazón de siervo.

Ahí afuera hay alguien que necesita tu ayuda. Pide a Dios que te muestre de quién se trata y qué puedes hacer para contribuir a suplir sus necesidades. Dar a otros siempre te reportará abundancia de bendiciones. Entonces, ¿qué esperas? ¡Es tiempo de dar!

Palabra diaria: Señor, muéstrame formas en las que pueda dar una mano, a aquellos que lo necesiten y enséñame a darles dicha ayuda de una manera que traiga gloria y honor a tu nombre.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Lucas 6:38
Tema del Capítulo – Lucas 6:

En Lucas 6 tenemos la exposición de la ley moral de Cristo, que no vino a destruir, sino a cumplir y perfeccionar mediante su Evangelio. I. He aquí una prueba de la legitimidad de las obras de caridad esenciales en el día de reposo, la justificación previa de sus discípulos recogiendo espigas, y la justificación posterior de él mismo por curar la mano seca de un hombre en ese día, vv. 1-11. II. Su retiro a una oración secreta, v. 12. III. La convocatoria de los doce discípulos, vv. 13-16. La curación de las diversas enfermedades de un gran número de personas que recurrieron a Él, vv. 17-19. V El sermón que predicó a sus discípulos y a la multitud guiándolos en su deber tanto con Dios como con los hombres, vv. 20-49.

Comentario Bíblico Lucas 6:38

Cristo usaba a menudo todos estos dichos y era fácil aplicarlos. Debemos ser muy cuidadosos cuando culpamos al prójimo; porque nosotros mismos necesitamos fianza. Si somos de espíritu que da y perdona, cosecharemos el beneficio. Aunque en el otro mundo se paga con medida llena y exacta, no es así en este mundo; no obstante, la Providencia hace lo que ha de estimularnos para hacer el bien. Los que siguen a la gente para hacer el mal, van por el camino ancho que lleva a la perdición. El árbol se conoce por sus frutos; que la palabra de Cristo sea injertada de tal modo en nuestros corazones que podamos ser fructíferos en toda buena palabra y obra. Lo que la boca habla comúnmente concuerda con lo que abunda en el corazón. Hacen un trabajo seguro para sus almas y para la eternidad, y siguen el rumbo que les será de beneficio en el tiempo de prueba, sólo los que piensan, hablan, y actúan conforme a las palabras de Cristo. Quienes se esfuerzan en la religión, hallan su esperanza en Cristo que es la Roca de los siglos, y nadie puede poner otro fundamento. En la muerte y en el juicio ellos están a salvo si son sostenidos por el poder de Cristo, por medio de la fe para salvación, y nunca perecerán.

Referencias cruzadas:

Salmos 79:12 – Y devuelve a nuestros vecinos en su seno siete tantos De su infamia, con que te han deshonrado, oh Jehová.

Mateo 10:42 – Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.

Job 42:11 – Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Jehová había traído sobre él; y cada uno de ellos le dio una pieza de dinero y un anillo de oro.

Santiago 2:13 – Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.

Salmos 41:1-2 – Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará Jehová. Jehová lo guardará, y le dará vida; Será bienaventurado en la tierra, Y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos.

Salmos 18:25-26 – Con el misericordioso te mostrarás misericordioso, Y recto para con el hombre íntegro. Limpio te mostrarás para con el limpio, Y severo serás para con el perverso.

Apocalipsis 16:5-6 – Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.

Mateo 7:2 – Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.

Proverbios 22:9 – El ojo misericordioso será bendito, Porque dio de su pan al indigente.

Proverbios 10:22 – La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.