Nuestra Mirada en Dios

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. (Filipenses 1:21)

Pablo escribió su carta a los filipenses mientras cumplía arresto domiciliario. El apóstol podía recibir visitas, pero no viajar. A pesar de que vivía en una casa, es muy probable que estuviera encadenado a un soldado romano las 24 horas del día. Además, porque sabía que un juicio podía demorar años, estas eran sus condiciones de vida para el futuro previsible, tal vez por el resto de su vida.

Bajo tales circunstancias, Pablo pudo haber tenido la tentación de clamar al cielo por su libertad. Después de todo, Dios lo había llamado a predicar, discipular a los creyentes, y alcanzar a los gentiles. Pero estaba atrapado en Roma, sin poder plantar nuevas iglesias o visitar a aquellos a los que dirigía sus cartas. Aparte de ser injusto, su arresto le impedía desempeñar su importante trabajo.

Si alguien tenía derecho a quejarse, ése era, sin duda, Pablo, quien había sufrido persecuciones, naufragios y palizas por el evangelio. Pero jamás lo hizo. Su carta a la iglesia en Filipos está llena de gozo, porque el enfocarse en Dios le permitía vivir por encima de sus circunstancias (Fil 4.8).

Cuanto más hablemos y más nos quejemos de una situación, peor se verá, hasta que el problema se vuelva más grande que nuestra fe. Y a la inversa, llevar los problemas directamente a Dios mantiene a las cosas en perspectiva. El Señor es más grande que cualquier dificultad. Por su poder, nos elevamos por encima de la dificultad.

Dios nos invita a vivir por encima de nuestras circunstancias, fijando nuestra mirada en Él. Las pruebas de esta vida se hacen pequeñas en comparación con nuestro misericordioso y poderoso Señor, quien ejerce su poder en defensa de su pueblo.

Palabra Diaria: Señor, que no aleje mi mirada de la meta principal, que es seguirte y servirte, confiando en cualquier circunstancia, que cuento con Tu presencia para superar los obstáculos que enfrente.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Filipenses 1:

En Filipenses 1, Pablo saluda a la Iglesia y deja claro su amor por sus hermanos.

Pablo sentía una gran alegría por los Filipenses. Esta satisfacción fue el fruto de la forma en que la iglesia recibió sus palabras y las puso en práctica.

El apóstol comprendió que esta era la operación del Espíritu Santo entre los Filipenses. De modo que ni siquiera las prisiones y los sufrimientos los distanciaron.

Esta debería ser la actitud de todo cristiano. Es nuestro deber animar a nuestros hermanos a permanecer en Cristo y a guardar su palabra para que el Espíritu Santo obre en nosotros y se hagan realidad las grandes voluntades del Señor.

Esquema de Filipenses 1:

1.1-3: Saludo

1:4-11: Acción de gracias y súplicas

1:12-18: El sufrimiento y el avance del Evangelio

1:19 – 26: La bendición de vivir en Jesucristo

1:27 – 30: La unidad de los creyentes en Jesucristo

Comentario Bíblico Filipenses 1:

La muerte es una pérdida grande para el hombre carnal y mundano, porque pierde todas las bendiciones terrenales y todas sus esperanzas, pero para el creyente verdadero es ganancia, porque es el fin de todas sus debilidades y miserias. Le libra de todos los males de la vida y le lleva a poseer el bien principal. La disyuntiva del apóstol no era entre vivir en este mundo y vivir en el cielo; entre ellos no hay comparación; era entre servir a Cristo en este mundo y disfrutar de Él en el otro. No entre dos cosas malas, sino entre dos cosas buenas: vivir para Cristo o estar con Él. Véase el poder de la fe y de la gracia divina; puede hacernos dispuestos para morir. En este mundo estamos rodeados de pecado, pero estando con Cristo escaparemos del pecado y de la tentación, la tristeza y la muerte para siempre. Pero quienes tienen más razón para partir deben estar dispuestos a quedarse en el mundo en la medida que Dios tenga alguna obra para que ellos hagan. Mientras más inesperadas sean las misericordias antes que ellos se vayan, más de Dios se verá en ellos.

Más Palabra Edificada / Alabanza y adoración a Dios:

«…Anunciaré a mis hermanos tu nombre,
En medio de la congregación te alabaré.» Hebreos 2:12

-«Alabanza y magnificencia delante de él;

Poder y gloria en su santuario.» Salmos 96:6

-«Te ofreceré sacrificio de alabanza,
E invocaré el nombre de Jehová.» Salmos 116:17

-«Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza;
Y su grandeza es inescrutable.» Salmos 145:3

-«Cantad a Jehová con alabanza,
Cantad con arpa a nuestro Dios.» Salmos 147:7

-«Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios;
Pagaré lo que prometí.
La salvación es de Jehová.» Jonas 2:9

-«Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.» Hebreos 13:15