No temer al cambio

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. (Salmos 37:4)

Es bueno hacer de vez en cuando (o tal vez con frecuencia) algo inesperado, algo nuevo o “salir de la rutina.” Haz algo que sorprenda a la gente y tal vez te desarrolle un poco. Mantendrá tu vida interesante y terminarás agradeciendo a Dios por tu nuevo y emocionante desafío o aventura.

No fuimos creados por Dios para simplemente hacer lo mismo una y otra vez hasta que ya no tenga ningún significado. Dios es creativo. Solo mira la asombrosa variedad en Su creación y tendrás que estar de acuerdo en que Su creatividad no tiene fin.

En caso de que no lo hayas notado, Dios frecuentemente cambia las cosas en nuestras vidas. No tengas miedo al cambio. Continúa y haz algunas de las cosas que te gustaría hacer pero que has seguido postergando porque nunca las has hecho antes.

Oración diaria: Padre, estoy agradecido, porque haces que mi vida sea fresca y emocionante. Cada día es un nuevo desafío y una nueva aventura. Te agradezco que puedo estar entusiasmado con el futuro que tengo por delante y puedo vivir una vida fresca, audaz y creativa en Ti.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Salmos 37:

El Salmo 37 compara las bendiciones de una vida guiada por Dios con las maldiciones de una vida de pecado. Aunque ahora pueda parecer que ser malo trae más beneficios, al final los malvados siempre reciben un castigo, pero los justos son recompensados por Dios.

Salmos 37:1-3

La introducción del salmo, que resume el tema: no envidies a los malvados, porque recibirán el castigo. Quien obedece y confía en Dios será recompensado.

Salmo 37:4-6

Quien se complace en Dios quedará satisfecho. Quien confía en Dios no será abandonado. Dios revela y exalta la justicia de los que entregan sus vidas para obedecer a Dios.

Salmo 37:7-9

No tiene sentido enfadarse por el éxito de personas que hacen cosas malas. En lugar de enfadarte y dejarte tentar por el mal, ten paciencia porque tarde o temprano Dios castigará el pecado pero recompensará a los que esperan en él.

Salmo 37:10-13

Dios ya tiene preparado el castigo para los que hacen el mal y la buena recompensa para los justos. Los malvados hacen malos planes pero Dios es quien tiene la última palabra.

Salmo 37:14-17

Muchas personas creen que son muy fuertes y que pueden hacer cosas malas porque nadie puede castigarlas. Pero Dios es más fuerte y es mejor sufrir ahora por hacer el bien que ser castigado por Dios después.

Salmo 37:18-20

Dios nunca abandona a los que le aman. Protege y ayuda a superar las dificultades. Pero el que odia a Dios no puede mantenerse en la dificultad y es destruido.

Salmo 37:21-24

Dios observa y recompensa a cada uno según lo que merece. Quien hace el bien recibe la bendición, pero quien hace el mal recibe más mal.

Salmo 37:25-29

Dios es fiel con los que son fieles para hacer el bien. Muchas personas no hacen el bien porque tienen miedo de no tener nada, pero Dios se ocupa de las necesidades de los que obran en Su justicia.

Salmo 37:30-31

El secreto para ser sabio y hacer lo correcto es conocer la Biblia, que es la palabra de Dios, y obedecer sus mandamientos.

Salmo 37:32-34

Quien obedece a Dios puede ser perseguido, porque el bien molesta a los que viven para el mal. Pero Dios libra del peligro y hace justicia.

Salmo 37:35-38

Al principio puede parecer más rentable hacer lo que está mal. Los que hacen el mal suelen tener éxito durante un tiempo. Pero ese éxito no dura. Si quieres tener un futuro, haz el bien.

Salmo 37:39-40

La salvación y la ayuda vienen de Dios. Dios es fuerte y protege a todos los que le buscan de corazón. ¡Confía en Dios!

Referencias cruzadas por término – Salmos 37:4:
Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Job 22:26 – Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente, Y alzarás a Dios tu rostro.

Salmos 104:34 – Dulce será mi meditación en él; Yo me regocijaré en Jehová.

Salmos 43:4 – Entraré al altar de Dios, Al Dios de mi alegría y de mi gozo; Y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío.

Job 34:9 – Porque ha dicho: De nada servirá al hombre El conformar su voluntad a Dios.

Salmos 145:19 – Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *