Dar un paso de fe

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. (1 Timoteo 6:12)

Da un paso de fe y no importa cómo te sientas, ponte de acuerdo con Dios en que Él te ama. Estás maravillosamente hecho y tienes muchos talentos y fortalezas. Eres valioso, y como creyente en Jesús, eres la justicia de Dios en Él. Tienes lo correcto ante Dios en lugar de lo incorrecto. ¡Sé agradecido por ese maravilloso regalo!

Comienza a hablar en contra de los sentimientos de inseguridad y di: “¡Pertenezco a Dios y Él me ama!”. (ver Efesios 2:10). Creemos más en lo que nos escuchamos decir que en lo que dicen los demás, así que empieza a decir algo bueno y ahoga las otras voces que te condenan.

¡Lucha por ti mismo! Pelea la buena batalla de la fe y rehúsate a vivir por debajo del nivel en el que Jesús quiere que vivas. Su reino es justicia, paz y gozo (ver Romanos 14:17). No te conformes con menos.

Oración diaria: Te agradezco, Padre, que puedo declarar audazmente en fe quién soy en Cristo. Gracias porque me hiciste como a tu imagen y semejanza, como una inmensa muestra de Tu amor por Tu creación. Hoy, elijo tener presente que soy obra Tuya.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo 1 Timoteo 6:

En 1 Timoteo 6, Pablo vuelve a abordar el tema de la esclavitud. Aconseja a los esclavos cristianos que sirvan bien, a pesar de todas las injusticias sufridas, como José en Egipto o Daniel en Babilonia.

Si alguien no quiere aceptar sus recomendaciones, no tiene parte con Jesús y es desobediente. Sobre esto habla claramente. El valor de la piedad supera al de la ansiedad y la codicia. Con esto nos enseña que debemos estar contentos y agradecidos por tener lo necesario para vivir de manera digna.

A los ricos de este mundo les dirige que sean ricos hacia Dios. Que se llenen de buenas obras y sean generosos.

Esquema de 1 Timoteo 6:

6.1,2: El deber de los esclavos

6:3,4: A los desobedientes

6:5 – 10: La piedad es una gran fuente de beneficios

6:11 – 16: Mantener la justicia de Dios

6:17 – 21: Directrices para los ricos

Referencias cruzadas por término – 1 Timoteo 6:12:
Pelea la buena batalla de la fe.

Hebreos 3:14 – Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio.

Apocalipsis 3:3 – Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

Lucas 12:8-9 – Os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del Hombre le confesará delante de los ángeles de Dios; mas el que me negare delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios.

Romanos 10:9-10 – que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Romanos 9:23-24 – y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria, a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?

echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado.

Juan 10:28-30: Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos.

Habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

Hebreos 3:1. Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús.

Hebreos 4:14. Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión.

Hebreos 10:23. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *