26 de Junio: Que está siempre disponible

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. (2 Timoteo 1:12)

¿Has sentido alguna vez ganas de abandonar? ¿De tirar la toalla? Algunos días resulta muy difícil hallar la determinación de perseverar. A pesar de nuestras fragilidades humanas, nuestro Padre celestial está ahí para agarrarnos de la mano y levantarnos. A él no le impresiona lo que hacemos en la vida, sino cómo enfrentamos cada día. Quiere que le miremos a él y sepamos que está presente para cuidar de nosotros a pesar de los abrumadores pronósticos que la vida muestra.

Pablo podría haberse rendido. Sufrió un naufragio, fue golpeado, encarcelado y perseguido, y, sin embargo, siguió alabando al Señor. Predicó las buenas nuevas de Jesús y afrontó las consecuencias de sus actos. Pocos de nosotros se enfrentarán a la misma persecución, pero tenemos el mismo Espíritu que Pablo en nuestro interior. Él le confesó a Timoteo que no se arrepentía de nada, porque estaba seguro de Aquel a quien servía.

¿Estás tú, hoy, segura de Aquel al que sirves? Cuando afrontas dificultades, ¿acudes al Creador del universo y le pides ayuda? Deberías. Él está disponible. No tienes más que extender tu mano y agarrar la suya. Él estará allí.

Oración:

Señor, gracias por demostrarme tu amor cada día. Que no me olvide que tu presencia es constante en mi vida y más aún en las pruebas, por ello no me hagas olvidar que en medio de ellas me esperarás con los brazos abiertos para sostenerme y levantarme. Hoy y siempre, escojo confiar en ti Padre. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo 2 Timoteo 1:

En 2 Timoteo 1, Pablo expresa su gran alegría por la vida de su hijo en la fe: Timoteo. Destaca cómo la fe del joven es consistente y cómo debe perseverar en el servicio a Jesucristo.

Nos muestra cómo el Espíritu Santo nos conduce en la victoria, el triunfo y la energía para proclamar el Evangelio. Pablo anima a Timoteo a seguir en esta línea. Aunque se enfrenta a muchas luchas, el apóstol muestra lo honrado que se siente de anunciar el Evangelio y anima al joven pastor a hacer lo mismo.

Esquema de 2 Timoteo 1:

1.1 – 5: Saludos y alegría por la vida de Timoteo

1:6 – 8: Timoteo y el testimonio de Jesucristo

1:9,10: La manifestación de la Salvación en Jesucristo

1:11 – 13: El Evangelio es motivo de orgullo

1:14 – 18: Los verdaderos amigos

Referencias cruzadas por término – 2 TImoteo 1:12:
Por lo cual asimismo padezco esto.

Hechos 9:16 – porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.

Isaías 12:2 – He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí.

Salmos 31:5 – En tu mano encomiendo mi espíritu; Tú me has redimido, oh Jehová, Dios de verdad.

pero no me avergüenzo.

Isaías 54:4 – No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria.

Filipenses 3:8 – Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo.

Mateo 24:36 – Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Salmos 25:2 – Dios mío, en ti confío; No sea yo avergonzado, No se alegren de mí mis enemigos.

Salmos 9:10 – En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.

porque yo sé a quién he creído.

Romanos 9:33 – como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.

Salmos 56:9 – Serán luego vueltos atrás mis enemigos, el día en que yo clamare; Esto sé, que Dios está por mí.

Romanos 5:4-5 – y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Filipenses 1:20 – conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte.