Cambiando perspectivas

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

«¿No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están también aquí con nosotros sus hermanas? Y se escandalizaban de él. Mas Jesús les decía: No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa. Y no pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos, poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando» (Marcos 6:3-6)

Una lección difícil de aprender, cuando nos entregamos a Dios, es aceptar aquellas cosas que no podemos cambiar. Es un proceso gradual y que demanda de nosotros una especial maduración en carácter para entender una gran verdad: preocuparse, amargarse o resentirse por un hecho que no esté bajo nuestro control, no nos dará paz. Esa paz solo la encontraremos a través de la aceptación de tal acontecimiento como una obra del Señor en el propósito que tiene para nuestra vida.

Las escrituras de hoy nos muestran que Jesús entendió la necesidad de acometer ese cambio de perspectiva sobre las cosas que no estaban bajo su control. Aunque cautivó a sus oyentes en la sinagoga con verdaderas y proféticas palabras, el mensaje de Dios que pronunció en Nazaret, fue rechazado. Allí las personas solo lo veían como el hijo de un carpintero Nazareno local. Para ellos sólo era un hombre como los demás.

A pesar de reconocer su consternación por la incredulidad de la gente, Jesús aceptó con serenidad que no podía cambiar ni sus corazones ni sus mentes. Sin embargo, asumió también que tomaría cuenta de las cosas que si podía controlar y decidió orientar su acción hacia Jerusalén enviando en pares, a sus más cercanos discípulos, para dar testimonio de la grandeza y obra de Dios.

Aunque no siempre podemos controlar las cosas de la vida que afectan nuestro día a día, sí tenemos la posibilidad de elegir: o seguir dando vueltas en la angustia y resentimiento por esa situación que no controlamos, o cambiar de perspectiva y tomar decisiones sobre lo que si tenemos el pleno contro,l para progresar en el propósito al que el Señor nos ha llamado.

Hagamos como Jesús y obremos determinados hacia el camino de Dios, recordando que aquellas cosas que se escapan de nuestro control debemos solo dejarlas a disposición de su consuelo, su cuidado y su preocupación, que por nosotros es infinita e incondicional.

Es una cuestión de confiar en el Señor, y seguir adelante sabiendo, que Él todo lo puede y en cada circunstancia nos acompaña y fortalece.

Palabra diaria: Señor, concédeme la sabiduría para aceptar aquellas cosas que no puedo controlar, como parte del propósito de bien que tienes para mi vida. Dame la fortaleza para seguir adelante, sabiendo que me acompañas y me cuidas en cada paso que doy.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Marcos 6:3-6
Tema del Capítulo – Marcos 6:

En Marcos 6, lo más destacado del comienzo es la admiración de la gente ante la sabiduría de Jesús. Especialmente los que sabían quién era: sus vecinos, la gente que conoció a su familia y le vio crecer.

Por eso, por conocerlo, por saber quién era, no creyeron en su misión. A continuación, Jesús les advierte del peligro de la incredulidad.

Jesús se reúne con los Doce a solas y les da poder y autoridad sobre las enfermedades y los demonios. También les da muchas instrucciones sobre cómo llevar a cabo su misión con eficacia.

A medida que su ministerio se expande, Cristo comienza a atraer la atención de las autoridades. Uno de ellos es Herodes, responsable de la muerte de Juan el Bautista. Teme que Jesús sea el Juan Bautista resucitado que ha vuelto para atormentarlo.

Una de las grandes marcas del ministerio de Jesucristo es su amor por la gente. Cuando observó las necesidades de las multitudes, su compasión fue la que más habló.

Así que después de unos días de enseñanza con las multitudes, sintieron hambre. Los discípulos le indicaron que los despidiera, pero Jesús no estuvo de acuerdo y realizó el milagro de la primera multiplicación de los panes y los peces.

A continuación, se relata con detalle el fascinante episodio de Jesucristo caminando sobre las aguas.

Marcos termina hablando de nuevo del poder de Jesús. Todos los que lo tocaban quedaban curados. No sólo uno, o algunos. ¡Sino todos!

Comentario Bíblico:
Marcos 6:3-6

Los compatriotas de nuestro Señor trataron de prejuiciar a la gente en su contra. ¿No es este el carpintero? Nuestro Señor Jesús había trabajado, probablemente, en ese oficio con su padre. Así honró el trabajo manual y estimula a toda persona a comer del trabajo de sus manos. Conviene a los seguidores de Cristo contentarse con la satisfacción de hacer el bien, aunque les nieguen un elogio por eso. ¡Cuánto perdieron estos nazarenos por su prejuicio obstinado contra Jesús! Que la gracia divina nos libre de esa incredulidad, que hace a Cristo como olor de muerte más que de vida para el alma. Vamos, como nuestro Maestro, y enseñemos el camino de la salvación a aldeanos y campesinos.

Referencias Cruzadas:

Mateo 13:57 – Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa.

Jeremías 11:21 – Por tanto, así ha dicho Jehová acerca de los varones de Anatot que buscan tu vida, diciendo: No profetices en nombre de Jehová, para que no mueras a nuestras manos;

Mateo 8:10 – Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.

Hechos 10:38 – cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Juan 9:30 – Respondió el hombre, y les dijo: Pues esto es lo maravilloso, que vosotros no sepáis de dónde sea, y a mí me abrió los ojos.

Isaías 59:16 – Y vio que no había hombre, y se maravilló que no hubiera quien se interpusiese; y lo salvó su brazo, y le afirmó su misma justicia.

Mateo 4:23 – Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Marcos 9:23 – Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Hebreos 4:2 – Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.

Isaías 59:1-2 – He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.

 

Tema Principal:

Aceptar y dejar en las manos del Señor, aquello que escapa de nuestro control.

Versículos Temáticos:

Isaías 51:11 – Ciertamente volverán los redimidos de Jehová; volverán a Sion cantando, y gozo perpetuo habrá sobre sus cabezas; tendrán gozo y alegría, y el dolor y el gemido huirán.

Apocalipsis 22:3 – Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,

Hebreos 2:14-15 – Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

Oseas 13:14 – De la mano del Seol los redimiré, los libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh Seol; la compasión será escondida de mi vista.

Isaías 25:8 – Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra; porque Jehová lo ha dicho.

Isaías 35:10 – Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *