Actitud Ganadora

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? (1 Juan 5:4-5)

A menudo escucho a la gente decir: «Lo importante no es ganar o perder, lo importante es jugar bien». ¡Qué tontería! Si usted juega bien, ¡ganará!

Cualquier entrenador le dirá que el hecho de jugar bien implica tener una actitud ganadora. Eso es lo que Dios quiere que tengamos como creyentes: que nuestra fe en Él sea tal que podamos tener la confianza de derribar todo obstáculo que el diablo nos lance. Él quiere que tengamos la confianza de ganar en el juego de la vida.

Esa actitud no siempre se adquiere fácilmente. Estamos tan acostumbrados a perder que es necesario que cambiemos totalmente nuestra manera de pensar si queremos tener una actitud ganadora. En Efesios, el apóstol Pablo dice a los creyentes que renueven su manera de pensar. Al igual que nosotros, esos creyentes necesitaban cambiar su actitud y renovar su entendimiento en cuanto al hecho de que Jesús había vencido al mundo.

Si usted no ha hecho eso, necesita hacerlo también. Necesita tener un sentido de confianza glorioso para que pueda decir: » Yo voy a ser vencedor porque no existe nada que pueda evitar el plan de Dios para mi vida».

En 1 Juan 5:5 lo describe así: «¿Quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?»

¿Sabe lo que significa ese versículo? Significa que si es creyente nacido de nuevo, usted tiene derecho absoluto de ser un vencedor para superar todo aspecto de este mundo malvado. Piense y medite en eso. Comience hoy mismo a cultivar una actitud ganadora.

Oración diaria: Señor, permíteme cultivar una actitud ganadora en todas las facetas de mi vida. Que enfrente cada una de las pruebas que encuentre, confiado en que me librarás siempre vencedor, de esos desafíos.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo 1 Juan 5:

Primera de Juan 5 completa la carta resumiendo cómo los cristianos pueden saber que tienen vida eterna. En los capítulos anteriores se han explicado los diversos signos de la «permanencia» en Dios, pero la medida clave es el amor. En este último pasaje, el amor vuelve a ser la medida suprema. A la luz del resto de la carta, el amor a Dios y a los demás se muestra como una fuente de confianza y un signo de fe.

Referencias cruzadas por término – 1 Juan 5:4-5:
Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe:

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
Juan 11:25-26

Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.
Mateo 21:22

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
1 Juan 5:4

Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.
Romanos 14:1

Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.
1 Timoteo 6:11

Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.
Marcos 10:52

¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?:

No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.
Romanos 12:21

Porque nada hay imposible para Dios.
Lucas 1:37

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
1 Juan 5:4

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
1 Corintios 15:57

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
Romanos 8:37

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Salmo 3:3

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.
Hebreos 12:1

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
Juan 1:5

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
1 Timoteo 6:12

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.
1 Pedro 5:8

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *