18 de Octubre: Confía en que DIOS Te Librará

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará. No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. (Salmo 91:7,10)

Desde el punto de vista natural el mundo en el que vivimos causa gran temor. Es un mundo que va de una catástrofe a otra. Casi a diario oímos de guerras, de la amenaza de armas nucleares y biológicas, de grandes derrames de petróleo, de terremotos e inundaciones, de más enfermedades y de la delincuencia que azota a nuestras ciudades. Pero en medio de todo eso, Dios promete ser refugio y fortaleza para los que confían y permanecen en Él.

Quizá diga usted. «Él hizo esa promesa hace miles de años, cuando las cosas no estaban tan mal como lo están hoy día».

Quizá sea así, pero quiero decirle algo. Esa promesa está al día; fue hecha también para nuestra generación. Véalo de la manera siguiente. Cuando el Salmo 91 fue escrito, el hombre no había inventado aún armas que pudieran destruir a diez mil personas a la vez. Nosotros somos la generación que hizo eso posible. Por tanto, cuando Dios dijo en el Salmo 91, «no te sobrevendrá mal», nos estaba incluyendo también a nosotros.

«No te sobrevendrá mal»: ¡Vaya! ¡Qué gran promesa! Usted necesita tomarla y confiar en ella. Crea que Dios quiere ser el Dios de su vida, su protector y su defensor.

Por eso, aunque las circunstancias a su alrededor parezcan ser espantosas, confíe en Dios. Él siempre es fiel. Nunca está ocupado en otras cosas cuando usted necesita su ayuda. Estará presto para librarle de cualquier adversidad, catástrofe o desastre.

Oración:

Señor, entrego en Tus manos todas las cargas que hoy mi afligen, confiando en Tu promesa de protección y resguardo ante cualquier prueba. Sé que saldré en victoria de todas estas situaciones porque Tus manos me sostienen y Tu presencia guía cada uno de mis pasos. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Salmos 96:

El Salmo 91, un salmo de fe, no tiene un autor identificado. Se asemeja al Salmo 90, de Moisés, y podría identificarse como también de su autoría. Sin embargo, una alternativa es que las experiencias e ideas de Moisés hayan sido utilizadas por otro escritor anónimo. El poema tiene un tono fuertemente mesiánico, y Dios habla en los versos 14-16 (Sal 12; 60; 75; 87). El salmo se desarrolla en cuatro partes: (1) profesión de confianza en el Señor (vv. 1, 2); (2) seguridad de que los que confían en el Señor no deben temer el mal (vv. 3-8); (3) Dios asegura proteger al Mesías prometido (vv. 9-13); (4) descripción de la protección que el Señor dará al Mesías (vv. 14-16).

Referencias cruzadas por término – Nahúm 1:12-13:
Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará:

En cuanto a Dios, perfecto es su camino,
Y acrisolada la palabra de Jehová;
Escudo es a todos los que en él esperan.
Salmo 18:30

Pero yo cantaré de tu poder,
Y alabaré de mañana tu misericordia;
Porque has sido mi amparo
Y refugio en el día de mi angustia.
Salmo 59:16

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
Porque de él mana la vida.
Proverbios 4:23

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?
Romanos 8:31

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Salmo 3:3

A Jehová he puesto siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.
Salmo 16:8

Mejor es confiar en Jehová
Que confiar en el hombre.
Salmo 118:8

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
Salmo 91:4

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?
Mateo 26:53

Toda palabra de Dios es limpia;
El es escudo a los que en él esperan.
Proverbios 30:5

Torre fuerte es el nombre de Jehová;
A él correrá el justo, y será levantado.
Proverbios 18:10

Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová?
¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?
2 Samuel 22:32

No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada:

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.
Marcos 9:23

Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva.
Lucas 8:50

El sana a los quebrantados de corazón,
Y venda sus heridas.
Salmo 147:3

¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.
Santiago 5:14-15

Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.
Marcos 10:52

Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
Mateo 10:8

El corazón alegre constituye buen remedio;
Mas el espíritu triste seca los huesos.
Proverbios 17:22