31 de Enero: Conoce Tus Necesidades

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

«No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas» (Mateo 6:31-32)

Hace unos días llegando del trabajo vi en la entrada del edificio a mis pequeños vecinos; dos hermanos de la pareja que vive en el apto contiguo. Abordé a ambos con un saludo y un caramelo y observé con atención la reacción de ambos niños. El mayor tomó el caramelo y lo devoró en ese mismo instante, por el contrario el pequeño ante mi pregunta de porque no lo había destapado, me contestó que ya había comido un dulce y que preferiría guardarlo para luego.

El corto encuentro con los niños, me hizo reflexionar sobre la manera en que Dios se ocupa de nosotros: si los recursos son escasos, El Señor suplirá lo necesario para satisfacer nuestros requerimientos. Por su parte en época de abundancia nos guiará a ahorrar para los tiempos difíciles.

Ambos niños representaron una cara de esa moneda, si lo observamos desde ese punto de vista, el mayor recibió en tiempo de escasez su recurso y el menor, en abundancia, decidió guardar el presente para otro momento.

Las escrituras dan cuenta de estas verdades y nos revelan además, que Dios no sólo provee en tiempos de necesidad, sino que también instruye a aquellos que poseen en abundancia a compartir con los que requieran ser cobijados y ayudados. Deuteronomio 24:19 dicta: «Cuando siegues tu mies en tu campo será para el extranjero, para el huérfano y para la viuda…para que te bendiga Jehová tu Dios en toda obra de tus manos».

La palabra del Señor es sabia y así nos instruye: trabajemos mientras podamos, ahorremos lo que esté en nuestras manos, en abundancia, compartamos con otros y confiemos siempre, que ante cualquier circunstancia, Dios estará allí para suplir nuestras necesidades.

Oración:

Señor, tuya es mi gratitud, por la promesa que me otorgas de suplirme en la necesidad, y darme sabiduría de acción en la abundacia. Fortaléceme para no temer ni dudar en los momentos de carencia, recordando que miras por nosotros y escuchas en cualquier circunstancia nuestras súplicas. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:

Pasaje:

Mateo 6:31-32

Tema del Capítulo – Mateo 6:31-32 :

Jesús continuó su Sermón de la Montaña. Enseñó que los actos justos de devoción deben hacerse por la razón correcta y enfatizó que deben hacerse para complacer a nuestro Padre Celestial. También instruyó a Sus discípulos a buscar primero la construcción del reino de Dios.

Esbozo del Capítulo:

El capítulo 6 de Mateo es la continuación del sermón que Cristo está dando a sus discípulos (Mt 5:1-2), los temas de los que se habla aquí son:

– Cómo Ofrendar (v.1-4)
– Modelo de oración (v.5-13)
– El poder del perdón (v.14-15)
– Cómo ayunar (v.16-18)
– Acumulad tesoros en el cielo y poner primero el Reino de Dios (vv.19-24)
– Cómo superar la ansidad y la angustia en el Señor (v.25-34)

Comentario Bíblico:

No os afanéis por vuestra vida. Ni por la extensión de ella, sino referidla a Dios para que la alargue o acorte según le plazca; nuestros tiempos están en su mano y están en buena mano. Ni por las comodidades de esta vida; dejad que Dios la amargue o endulce según le plazca. Dios ha prometido la comida y el vestido, por tanto podemos esperarlos. No penséis en el mañana, en el tiempo venidero. No os afanéis por el futuro, cómo viviréis el año que viene, o cuando estéis viejos, o qué dejaréis detrás de vosotros. Como no debemos jactarnos del mañana, así tampoco debemos preocuparnos por el mañana o sus acontecimientos. Dios nos ha dado vida y nos ha dado el cuerpo. ¿Y qué no puede hacer por nosotros el que hizo eso? Si nos preocupamos de nuestras almas y de la eternidad, que son más que el cuerpo y esta vida, podemos dejarle en manos de Dios que nos provea comida y vestido, que son lo menos. Mejorad esto como exhortación a confiar en Dios. Debemos reconciliarnos con nuestro patrimonio en el mundo como lo hacemos con nuestra estatura. No podemos alterar las disposiciones de la providencia, por tanto debemos someternos y resignarnos a ellas. El cuidado considerado por nuestras almas es la mejor cura de la consideración cuidada por el mundo.

Referencias Cruzadas:

Mateo 6:8

8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Lucas 12:30

30 Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.

Salmos 17:14

14 De los hombres con tu mano, oh Jehová,
De los hombres mundanos, cuya porción la tienen en esta vida,
Y cuyo vientre está lleno de tu tesoro.
Sacian a sus hijos,
Y aun sobra para sus pequeñuelos.

Salmos 103:13

13 Como el padre se compadece de los hijos,
Se compadece Jehová de los que le temen.

Mateo 5:46-47

46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles?

Mateo 20:25-26

25 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor.

Tema Principal:

Cuidado de Dios

Versículos Temáticos:

Salmos 121:3

3 No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda.

Salmos 8:4

4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Salmos 23:1

23 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

Salmos 65:9

9 Visitas la tierra, y la riegas;
En gran manera la enriqueces;
Con el río de Dios, lleno de aguas,
Preparas el grano de ellos, cuando así la dispones.

Salmos 115:12

12 Jehová se acordó de nosotros; nos bendecirá;
Bendecirá a la casa de Israel;
Bendecirá a la casa de Aarón.

Mateo 6:32

32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Lucas 12:30

30 Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.

Mateo 10:30-31

30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados. 31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.