23 de Agosto: El galardón de Sus promesas

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito en todo lo que emprendas. (Josué 1:7)

Mientras lees tu Biblia, trata de adquirir el hábito de buscar las promesas que Dios te hace. Hay tantas en las Escrituras, que no puedes leer ni siquiera un pasaje corto sin encontrártelas. Pero incluso cuando las estamos buscando, tenemos la tendencia a pasar por alto las promesas que siguen después de cualquier tipo de instrucción. Algunas veces la instrucción, lo que Dios nos dice que hagamos, oscurece la bendición prometida, justo como cuando éramos niños, el sabor de los hongos oscurecían todo lo demás.

En cada uno de los mandamientos del Señor hay una bendición declarada o implicada para nuestra felicidad y nuestro bienestar, aunque no reconozcamos lo bien que saben.

La promesa, que en la mayoría de los casos sigue a la palabra escucha es: “Para que te vaya bien.” Dios quiere que obedezcamos Su voz para que Él pueda darnos toda Su herencia y conducirnos en Sus tiempos a la victoria.

¿Por qué intentar resolver todo por nosotros mismos cuando Dios ofrece su guía amorosa y gratuita?

Una de las metáforas que encontrarás en la Biblia es la ilustración de la Tierra Prometida a la cual Dios llamó a Su pueblo. Claro que se trata de un país verdadero donde las tribus de Israel vivían, pero también representa la medida completa de la vida espiritual que Dios quiere que disfrutemos. Somos librados de la cautividad en Egipto y transferidos al “reino de Su Hijo amado,” la Tierra Prometida.

Es por eso que hoy quiero atender a sus promesas y poner mi atención sobre como ellas están ligadas a la obediencia. pues de esa forma sabré que mi servicio al Señor será con verdadero compromiso, si no me aparto de Él y por ende de Sus mandatos, sino que procuro con celo guardarlos como guarda el hijo fiel, el amor de Su Padre, cuál tesoro inestimable y único sobre la tierra.

Que El Señor nos bendiga con la humildad y la disciplina para ser fieles y obedientes.

Oración:

Señor, Gracias por ser mi Padre y darme tus promesas que me aseguran un futuro brillante y de triunfo. Hoy quiero que esas promesas sean la guía de mi vida y por ello te pido que abras mi mente y mi corazón para estar siempre atento a ellas, guardando Tu ley y sirviéndote fielmente, Padre, con verdadero amor y compromiso. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Josué 1

El sentido de Josué 1 al 2 se refiere a los preparativos para cruzar el río Jordán y a los espías enviados a Jericó. La orden de Dios a Josué fue breve y directa: debía tomar la tierra de Canaán.

La región en la que se encontraba Canaán estaba ocupada por varios pueblos tribales, los más importantes de los cuales eran los hititas y los amorreos. Israel no conquistaría la tierra sin luchar, pero el pueblo tenía la seguridad de Dios de que, dondequiera que avanzaran, obtendrían la posesión (Josué 1:1-5).

Como líder del pueblo, Josué tenía la seguridad de la presencia de Dios, pero seguía necesitando valor y sabiduría personal. Estos también serían los suyos cuando se dispusiera a entender y obedecer la ley de Dios (Josué 1:6-9).

Referencias cruzadas por término – Josué 1:7:
No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda:

Si me amáis, guardad mis mandamientos. Juan 14:15

Me apresuré y no me retardé En guardar tus mandamientos. Salmo 119:60

Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Juan 15:10

Y andaré en libertad, Porque busqué tus mandamientos. Salmo 119:45

Con todo mi corazón te he buscado; No me dejes desviarme de tus mandamientos. Salmo 119:10

Guardarás, pues, los mandamientos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y temiéndole. Deuteronomio 8:6

Para que tengas éxito en todo lo que emprendas:

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Josué 1:8

Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas. 1 Reyes 2:3

Y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles. Deuteronomio 28:14

Entonces él me respondió: Jehová, en cuya presencia he andado, enviará su ángel contigo, y prosperará tu camino; y tomarás para mi hijo mujer de mi familia y de la casa de mi padre. Génesis 24:40