22 de Abril: Levántate y confía

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. (Salmos 37:3)

Oración:

Señor, hoy pongo mi confianza en Tu poder insondable, omnipotente y perfecto, que sé, estará sobre mí, en cualquier prueba, dificultad o batalla que hoy enfrente. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del Capítulo – Salmos 37

El Salmo 37 compara las bendiciones de una vida guiada por Dios con las maldiciones de una vida de pecado. Aunque ahora pueda parecer que ser malo trae más beneficios, al final los malvados siempre reciben un castigo, pero los justos son recompensados por Dios.

Salmos 37:1-3

La introducción del salmo, que resume el tema: no envidies a los malvados, porque recibirán el castigo. Quien obedece y confía en Dios será recompensado.

Salmo 37:4-6

Quien se complace en Dios quedará satisfecho. Quien confía en Dios no será abandonado. Dios revela y exalta la justicia de los que entregan sus vidas para obedecer a Dios.

Salmo 37:7-9

No tiene sentido enfadarse por el éxito de personas que hacen cosas malas. En lugar de enfadarte y dejarte tentar por el mal, ten paciencia porque tarde o temprano Dios castigará el pecado pero recompensará a los que esperan en él.

Salmo 37:10-13

Dios ya tiene preparado el castigo para los que hacen el mal y la buena recompensa para los justos. Los malvados hacen malos planes pero Dios es quien tiene la última palabra.

Salmo 37:14-17

Muchas personas creen que son muy fuertes y que pueden hacer cosas malas porque nadie puede castigarlas. Pero Dios es más fuerte y es mejor sufrir ahora por hacer el bien que ser castigado por Dios después.

Salmo 37:18-20

Dios nunca abandona a los que le aman. Protege y ayuda a superar las dificultades. Pero el que odia a Dios no puede mantenerse en la dificultad y es destruido.

Salmo 37:21-24

Dios observa y recompensa a cada uno según lo que merece. Quien hace el bien recibe la bendición, pero quien hace el mal recibe más mal.

Salmo 37:25-29

Dios es fiel con los que son fieles para hacer el bien. Muchas personas no hacen el bien porque tienen miedo de no tener nada, pero Dios se ocupa de las necesidades de los que obran en Su justicia.

Salmo 37:30-31

El secreto para ser sabio y hacer lo correcto es conocer la Biblia, que es la palabra de Dios, y obedecer sus mandamientos.

Salmo 37:32-34

Quien obedece a Dios puede ser perseguido, porque el bien molesta a los que viven para el mal. Pero Dios libra del peligro y hace justicia.

Salmo 37:35-38

Al principio puede parecer más rentable hacer lo que está mal. Los que hacen el mal suelen tener éxito durante un tiempo. Pero ese éxito no dura. Si quieres tener un futuro, haz el bien.

Salmo 37:39-40

La salvación y la ayuda vienen de Dios. Dios es fuerte y protege a todos los que le buscan de corazón. ¡Confía en Dios!

Comentario Bíblico -Salmos 37:3

La vida del hombre no consiste en su abundancia, sino en tener el alimento suficiente para ti. Esto es más de lo que merecemos y basta para el que va al cielo. Deleitarse en Dios es tanto un privilegio como un deber. Él no ha prometido complacer los apetitos del cuerpo y los humores de la fantasía, sino los deseos del alma renovada y santificada. ¿Cuál es el deseo del corazón de un hombre bueno? Es conocer y amar y servir a Dios. Encomienda a Jehová tu camino; entrega tu camino al Señor, se puede leer. Echa tu carga sobre el Señor, la carga de tu preocupación. Debemos descargarnos nosotros mismos, no afligirnos ni quedarnos perplejos con pensamientos sobre cosas futuras, sino referirlos a Dios. Presenta en oración tu caso y todas tus preocupaciones ante el Señor y confía en Él. Debemos cumplir nuestro deber y, luego, dejarlo a Dios. La promesa es muy dulce: Él hará que ocurra lo que le encomendaste, sea lo que sea.