15 de Diciembre: Una Valiosa Espera

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos. (Proverbios 16:9)

A nadie le gusta esperar, pues esperar nos demuestra que no llevamos las riendas de nuestra vida. Aunque es posible que no podamos identificar la causa inmediata de la espera —como sucede con un semáforo o una larga fila para pagar— el Único que en el fondo controla nuestra espera es el Señor. Puesto que Él es soberano sobre todo, en el cielo y en la Tierra, aun nuestro tiempo y nuestra agenda están en sus manos.

Esto significa que en cada espera estamos, en realidad, esperando a Dios de una forma u otra. Es posible que usted haya pensado que la expresión “esperar en el Señor” se aplica solo a quienes buscan dirección de Él o respuesta a una oración. Pero puede significar mucho más cuando recordamos que Él tiene control de todas nuestras circunstancias.

Aprender a esperar es de vital importancia, porque hasta que aprendamos a hacerlo nunca seremos capaces de andar en obediencia a Dios, tener una vida de oración auténtica, o experimentar la paz del descansar en la dulce soberanía de Él. Tenemos que aprender a confiar en su sabiduría, pues, si somos sensibles a la dirección de Dios, cada espera tendrá una lección.

La próxima vez que usted enfrente una espera indeseada, recuerde que Dios quiere enseñarle paciencia e incrementar su fe. El Señor está más interesado en desarrollar en nosotros un carácter santo, que en permitir que la agenda que tenemos se cumpla conforme a nuestros planes.

Oración:

Señor, sin importar las circunstancias, por favor ayúdame a seguir adelante, aprendiendo a ser paciente y a esperar por Tus tiempos. Recuérdame que Tú nunca me darías una carga que yo no pueda soportar, porque donde terminan mis fuerzas, justo ahí empiezan las tuyas, Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Proverbios 16:

Proverbios se entiende mejor en el contexto de los libros de Eclesiastés y Job. En Proverbios, la «sabiduría» se expresa en términos breves, sencillos y generales. El Eclesiastés representa la sabiduría basada en la observación y la experiencia. A menudo muestra cómo los principios generales del libro de Proverbios no se aplican en absolutamente todas las circunstancias. Job representa la sabiduría basada en la experiencia del sufrimiento y la injusticia. Los tres llegan a la conclusión de que, en efecto, Dios sabe más, y que lo más sensato es seguir su voluntad.

En el capítulo 10 comienza una larga lista de sabios dichos de Salomón. El capítulo 16 inicia una sección compuesta principalmente de comparaciones y complementos. Se extiende hasta Proverbios 22:16. En este capítulo se examinan los pensamientos, las palabras, los motivos y la conducta del hombre. El capítulo también aborda el orgullo, la maldad y la injusticia.

Referencias cruzadas por términos:
Proverbios 16:9

Proverbios 16:1 – Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de Jehová es la respuesta de la lengua.

Proverbios 20:24 – De Jehová son los pasos del hombre; ¿Cómo, pues, entenderá el hombre su camino?

Isaías 46:10 – que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;

Una vez más Jesús se dirigió a la gente, y les dijo: —Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.
Juan 8:12

Que el Señor los lleve a amar como Dios ama, y a perseverar como Cristo perseveró.
2 Tesalonicenses 3:5

Solamente al Señor tu Dios debes seguir y rendir culto. Cumple sus mandamientos y obedécelo; sírvele y permanece fiel a él.
Deuteronomio 13:4

Y el que no toma su cruz y me sigue no es digno de mí.
Mateo 10:38

Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga.
Marcos 8:34

Si el Espíritu nos da vida, andemos guiados por el Espíritu.
Gálatas 5:25

Quien quiera servirme debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará.
Juan 12:26

Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados.
Efesios 5:1

Dichosos todos los que temen al Señor,
los que van por sus caminos.
Salmo 128:1

Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.
1 Pedro 2:21