13 de Febrero: Nuestras excusas nos engañan

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

«Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.» (Exodo 3:12)

El poeta alemán Christian Hebbel, una vez dijo: Si quieres juzgar el carácter de una persona empieza por preguntarte cuáles son sus excusas. Siempre las hemos oído y es posible que en algún momento hayamos usado una, porque las excusas, son una manera tal vez sencilla de alejarnos de una situación, en la que por elección no queremos estar, o son también una forma de justificar nuestras acciones.

El problema de las excusas es que nos acostumbran a evadir una responsabilidad y sin que nos demos cuenta debilitan nuestra determinación para alcanzar los objetivos que en Dios nos hemos planteado. Además son una barrera que se interpone entre nuestras verdaderas capacidades y talentos y lo que el Señor nos llama a realizar usando esas capacidades.

Así ocurrió con Moisés. Luego de 40 de dejar Egipto y ya con 80 años El Señor le encomendó liberar a los hijos de Israel de la esclavitud egipcia guiándolos a la tierra prometida. Ante este llamado Moisés presentó varias excusas de porque no era, desde su punto de vista, el indicado para realizar esa tarea. Consideró su edad avanzada, dudó en su capacidad para hablarle al pueblo de Israel y fundamentalmente olvidó  las poderosas palabras que sostenían el mandato de Dios: «Ve, porque yo estaré contigo»

Las excusas de Moisés le impidieron al principio, ver una gran verdad: Junto a Dios todo es posible. En Él lo insuficiente se hace abundante, lo ignorado se hace conocimiento, lo desconocido y temido, se convierte en un camino superado y transitado.

Reconozcamos, claro nuestras debilidades y limitaciones, porque la verdad es que todos las tenemos. Sin embargo, no hagamos de ellas una excusa para no emprender el camino que en un momento determinado, Dios nos ordena tomar.

No dejemos como Moisés, que las excusas nos impidan, en un momento dado,  ver la gran verdad que dicta la palabra: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Si Dios te ha llamado a acometer su voluntad, lo único que necesitas, es saber que su presencia será constante en el camino y con ella nada podrá fallar.

Cuando el Señor nos llama y nos confía su compañía, una sola es la respuesta: “Heme aquí mi Dios, estoy preparado junto a Ti”.

Ora:

Señor, dame la fortaleza para sobreponerme a mis debilidades de forma que no me impidan conseguir el propósito al que me has llamado. Permíteme confiar en Tu compañía, sabiendo que junto a Ti nada podrá fallar. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Éxodo 3:12
Tema del Capítulo – Éxodo 3:

En Madián, Moisés comenzó su vida de nuevo. Se casó con Séfora, tuvo hijos y tuvo un buen trabajo con los rebaños de su suegro. Un día estaba dándoles de comer en Horeb, como solía hacer, y de repente notó que ardía un arbusto, y se acercó a verlo.

De repente, Moisés oyó que el Señor Dios le llamaba desde el interior de la zarza, que, aunque estaba envuelta en fuego, no se consumía.

Allí el Señor comenzó a hablarle, diciéndole que era consciente de la opresión que los hijos de Israel, su pueblo, estaban sufriendo en Egipto, y que había bajado para liberarlos y llevarlos a una tierra que mana leche y miel (v. 1-8).

Muchas personas piensan que sus aflicciones no son notadas por Dios. Se sienten agraviados, solos, se preguntan por qué han pasado tantas cosas, pero la realidad es que el Señor está al tanto de nuestros sufrimientos y su deseo es liberarnos y llevarnos a un lugar mucho mejor que donde estamos.

Esbozo del Éxodo 3:

3.1 – 6: Moisés y la zarza ardiente

3:7 – 10: Dios ve el sufrimiento del pueblo

3:11 – 15: Instrucciones de Dios a Moisés

3:16 – 22: Órdenes de Dios a Moisés

Comentario Bíblico:
Éxodo 3:12

Moisés se había creído antes capaz de liberar a Israel, pero se dio a la tarea con demasiada prisa. Ahora, cuando es la persona más adecuada para eso, conoce sus propias debilidades. Este fue el efecto de un mayor conocimiento de Dios y de sí mismo. Anteriormente fue la confianza en sí mismo mezclada con una firme fe y gran celo; ahora, un pecaminoso desconfiar en Dios repta disfrazado de humildad; tan defectuosas son las gracias más firmes y los mejores deberes de los santos más prominentes. Pero todas las objeciones reciben respuesta: “Ciertamente yo estaré contigo”. Eso basta. Dos nombres por los cuales Dios será ahora conocido.

Referencias Cruzadas:

Génesis 31:3 – También Jehová dijo a Jacob: Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu parentela, y yo estaré contigo.

Jeremías 43:9-10 – Toma con tu mano piedras grandes, y cúbrelas de barro en el enladrillado que está a la puerta de la casa de Faraón en Tafnes, a vista de los hombres de Judá; y diles: Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí yo enviaré y tomaré a Nabucodonosor rey de Babilonia, mi siervo, y pondré su trono sobre estas piedras que he escondido, y extenderá su pabellón sobre ellas.

Isaías 43:2 – Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

Mateo 28:20 – enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Jeremías 51:63-64 – Y cuando acabes de leer este libro, le atarás una piedra, y lo echarás en medio del Eufrates, y dirás: Así se hundirá Babilonia, y no se levantará del mal que yo traigo sobre ella; y serán rendidos. Hasta aquí son las palabras de Jeremías.

Isaías 7:14 – Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Isaías 37:30 – Y esto te será por señal: Comeréis este año lo que nace de suyo, y el año segundo lo que nace de suyo; y el año tercero sembraréis y segaréis, y plantaréis viñas, y comeréis su fruto.

Jueces 7:11 – y oirás lo que hablan; y entonces tus manos se esforzarán, y descenderás al campamento. Y él descendió con Fura su criado hasta los puestos avanzados de la gente armada que estaba en el campamento.

Tema Principal:

El Señor siempre con nosotros

Versículos Temáticos:

«Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.» Hechos 27: 25 

«El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad» Salmo 91:1-4

«Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» Josue 1:5

«…si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.» 2 Cronicas 7:14