12 de Febrero: Promesas que se mantienen

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

«¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo» (Génesis 18:14)

“Yo prometo” todos hemos realizado promesas a otros, y también hemos recibido de personas a nuestro alrededor por lo menos una promesa. Y si hay algo difícil de ellas es que son una especie de “contrato moral” que hacemos con en el que ratificamos  que cumpliremos nuestra palabra.

En la escritura de hoy Dios realiza a Sara y Abraham la extraordinaria promesa de que tendrían un hijo. Por la avanzada edad de ambos y fiada en su propia prudencia Sara se rió al creer imposible que eso pasaría. Ante aquella gran muestra de desconfianza y débil fe, el Señor con su misericordia y sentido de cuidado, optó por responder con su amor incondicional diciendo: “¿Hay para Dios alguna cosa difícil?”

De esa manera, recordó a Sara que su palabra es cumplida, mediante su poder. No dependía de Sara, ni de su duda momentánea o poca fe, sino de la grandeza del Señor y su capacidad para determinar y cambiar la naturaleza de las cosas. Así mas adelante la palabra establece: “Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado. Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho”. (Génesis 21:1-2)

Cuando leemos una promesa del Señor en su palabra, tengamos por seguro que ella será cumplida porque Él es constante en su voluntad y perfecto en sus decisiones. Como establecen las escrituras: Dios no es hombre, para que mienta,  Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? (Números 23:19)

Cuando la duda haga débil tu fe recuerda: Nada es imposible para Dios. Cuenta con sus promesas y confía en su obra. Una obra de amor, una obra de gozo, una obra de paz para aquellos que le sirven y aceptan con gratitud su voluntad.

Oración:

Señor, que tus promesas fortalezcan mi fe, cuando me atrape la duda. Ayúdame a recordar que en Ti nada es imposible y que tu obra solo da lugar al regocijo, paz y gozo, de todos los que te siguen y creen en Ti. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Génesis 18:14
Tema del Capítulo – Génesis 18:

El capítulo de Génesis 18 nos presenta tres escenas importantes: la primera es la distinguida visita que recibe Abraham. Dios (v. 1, 13, 17, 20, 22 a 33) y dos de sus ángeles (Gen. 19:1) se le aparecen en forma humana (vv. 16-21). La segunda es el anuncio de la destrucción de Sodoma y Gomorra (v. 22-33) y la tercera es la intercesión de Abraham por los habitantes de las dos ciudades.

Hacia el mediodía, Abraham estaba a la puerta de su tienda y, de repente, notó que se acercaban tres hombres. Hay algunas actitudes del patriarca a destacar aqui y que deberían inspirarnos:

Abraham estaba dispuesto a satisfacer las necesidades de tales hombres;
Actuó con la actitud de un siervo en su saludo;
Los llamó «señor»;
Dejó claro que era un placer servirles;
Les proporcionó agua para lavarse los pies y un lugar para descansar;
Los alimentó con buena comida;
Se mantuvo cerca de ellos con la intención de satisfacer cualquier deseo o necesidad adicional que pudieran tener.
Sin duda, Abraham es un gran ejemplo de cómo servir a los demás. Mostró que la obra de Dios en su vida estaba produciendo en él el patriarca ejemplar que el Señor quería.

Después de aquellos acontecimientos, el Señor fortaleció la fe de Sara, reforzando la promesa, y le reveló su intención de destruir Sodoma y Gomorra, y que no podía hacerlo sin avisar antes a Abraham.

Qué gran ejemplo de la relación entre Dios y sus hijos. La lección es seguir los pasos de Abraham y ser alguien a quien el Señor se revele.

Esbozo de Génesis 18:

18.1 – 8: El Señor se aparece a Abraham

18:9 – 15: La risa de Sara

18:16 – 22: Dios habla a Abraham

18:23 – 33:  Abraham intercede por Sodoma

Comentario Bíblico:
Génesis 18:14

Las bendiciones que los demás tienen de parte de la providencia común, los creyentes lo tienen de la promesa divina, que los hace muy dulces y muy seguros. La simiente espiritual de Abraham debe su vida, y gozo, y esperanza y todo a la promesa. Sara piensa que esto es una noticia demasiado buena para ser verdad; se ríe y, por tanto, no puede aún hacerse a la idea para creerla. Sara rió. Nosotros podemos no pensar que haya habido diferencia entre la risa de Sara y la de Abraham, capítulo xvii, 17. pero Aquel que escudriña el corazón vio que una surgía de la incredulidad y la otra, de la fe. Sara negó haberse reído. Un pecado suele llevar a otro y es probable que no mantengamos estrictamente la verdad cuando cuestionamos la verdad divina. Sin embargo, el Señor reprende, acusa, acalla y lleva al arrepentimiento a quienes ama cuando pecan ante él.

Referencias Cruzadas:

Miqueas 7:18 – ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

Zacarías 8:6 – Así dice Jehová de los ejércitos: Si esto parecerá maravilloso a los ojos del remanente de este pueblo en aquellos días, ¿también será maravilloso delante de mis ojos? dice Jehová de los ejércitos.

Génesis 18:10 – Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él.

Salmos 93:1 – Jehová reina; se vistió de magnificencia; Jehová se vistió, se ciñó de poder. Afirmó también el mundo, y no se moverá.

Lucas 1:18 – Dijo Zacarías al ángel: ¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.

Lucas 8:50 – Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva.

Job 36:5 – He aquí que Dios es grande, pero no desestima a nadie; Es poderoso en fuerza de sabiduría.

Salmos 90:13 – Vuélvete, oh Jehová; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos.

Jeremías 32:17 – ¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti;

Tema Principal:

Nada es imposible para El Señor

Versículos Temáticos:

Mateo 19:26 – Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.

Génesis 17:21 – Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene.

Salmos 95:3 – Porque Jehová es Dios grande, Y Rey grande sobre todos los dioses.

Marcos 10:27 – Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios.

Job 42:2 – Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti.