11 de Agosto: El Señor me levantará

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional y las referencias cruzadas por términos. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; lo pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. (Salmos 91:14)

¿Se dirigen a mí estas palabras? Ciertamente, si conozco su nombre. Bendito sea el Señor porque su nombre me es conocido. En efecto, lo he experimentado, lo he conocido, y, por tanto, confío en Él. Conozco su nombre como el de un Dios que aborrece el pecado, porque la virtud convincente de su Espíritu ha sabido que jamás pactará con el mal.

Mas también le conozco en Jesucristo como el Dios del perdón, porque ha borrado todas mis transgresiones. Su nombre es la fidelidad y como tal le conozco, ya que jamás me ha desamparado aunque hayan sido multiplicados mis sufrimientos. Este conocimiento es un don de su gracia, y por esta misma razón, el Señor me concede otra gracia, es decir, ponerme en alto, lo cual es gracia sobre gracia.

Si escalamos las alturas, nuestra posición puede sernos peligrosa; mas si el Señor nos coloca allí, estaremos seguros. Tal vez nos ponga en un puesto de gran utilidad, en una experiencia eminente, en un éxito de nuestro servicio, en la dirección de una obra, en hacer de padre de los pequeñuelos. Si así no fuera, tal vez puede ponernos en alto por medio de una comunión íntima con Él, por un conocimiento claro y profundo, por una santidad triunfante, o por la anticipación gloriosa de la vida eterna. Cuando Dios nos pone en alto, Satanás no podrá derribarnos. ¡Que tal sea nuestra experiencia durante todo el día!

Hoy la seguridad de que Dios me levantará, me inspira y me desafía.

Oración:

Gracias por darme de tu sustento y de tu bondad. Si soy derribado tú me levantas. Gracias por ser el amigo fiel, que siempre estas con nosotros en cualquier circunstancia, gracias por tu perdón, por tu gran amor y fidelidad, que sería de nosotros sin tí. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resúmen de capítulo, Salmos 91:

No podemos estar seguros de quién escribió este salmo, pero su autor conocía bien la importancia y los beneficios de confiar en el Señor. El escritor da testimonio de que Dios es su refugio y fortaleza, utilizando palabras que implican lugares de seguridad y protección (Salmo 91:1-2).

Este salmo incluye frases similares a las de los salmos 90 y 92. El tema de este canto es la confianza en Dios, un tema común en las Escrituras. Se pueden encontrar notables paralelos en 2 Samuel 22:31, Salmos 9, 37, 40, 84 y 118, Proverbios 3:5-6, Proverbios 14:26, Isaías 26:3, Nahum 1:7, Juan 14:1-6 y Hebreos 11. En el Salmo 91 el escritor revela lo que el Señor hace por los que confían en Él. Los versículos 11 y 12 fueron citados por Satanás cuando tentó a Jesús en Mateo 4:5-6.

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré.

Filipenses 2:9-11 – Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Juan 17:3 – Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Salmos 89:16-17 – En tu nombre se alegrará todo el día, Y en tu justicia será enaltecido. Porque tú eres la gloria de su potencia, Y por tu buena voluntad acrecentarás nuestro poder.

Salmos 9:10 – En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.

Santiago 1:12 – Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

Juan 16:27 – pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios.

Santiago 2:5 – Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?

Lo pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre. (Salmo 121:7-8)

Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra. (Salmo 97:10)

Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén. (2 Timoteo 4:18)

Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová. (Isaías 54:17)

Me diste asimismo el escudo de tu salvación; Tu diestra me sustentó, Y tu benignidad me ha engrandecido. Ensanchaste mis pasos debajo de mí, Y mis pies no han resbalado. (Salmo 18:35-36)