05 de Junio: Nuestra ancla de esperanza

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza. El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré. En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio. (Salmos 62:5-7)

La vida puede presentarnos momentos abrumadores en los que nos atrincheramos, atormentamos y podemos sentirnos en un callejón sin salida. Pensamos que nuestra liberación, será imposible, que la victoria no es una opción para nosotros. Los problemas parecen gigantescos y nos vemos a nosotros mismos como demasiado pequeños para resolverlos. En estos momentos de crisis profunda, es cuando la duda puede también tendernos la trampa de disminuir nuestra fe y hacernos olvidar la grandeza del poder de Dios y de sus planes de bendición para cada uno de los que han decidido seguirle y servirle.

El versículo de hoy es un clamor de David en la más avasallante de las angustias, ante la persecución de la que fue vícitima por parte de Saúl, las feroces amenazas de otros oponentes e incluso el hecho de haber sido atacado por su propio hijo Absalón, que quería quitarle la vida y tomar su trono. Y es entonces cuando el clamor de David nos responde: ¿Qué hacer en esas situaciones de profunda dificultad?

David nos enseña a hablar con nuestra propia alma, a esperar en Dios, aunque las palabras ya no salgan de nuestros labios. A refugiarnos en la paz de la oración pero sumidos en el silencio, sin hablar, sin discutir, sin decir nada, sino en profunda reflexión desde nuestro corazón hacia los oídos del Señor.

Tengamos siempre presente que  Dios es nuestra esperanza; es el contenido y la fuente de toda esperanza. Todos los que esperan en Él nunca serán derrumbados. Todo aquel que confíe en Su carácter, Su palabra y Sus promesas, triunfará.

No te desesperes, espera en Dios.

Oración:

Señor, en las dificultades más profundas, ayúdame a mantener un carácter fuerte y una fe sólida para recordar lo inmenso de Tu poder, que es mayor que cualquier adversidad, y que torna posible lo que a los ojos del hombre parece inalcanzable. Amén.

Resumen de Capitulo Salmos 62:

En el Salmo 62, el salmista David declara cuánto depende su alma de Dios. «En Dios solamente está acallada mi alma; De él viene mi salvación. (v.1)», dice. David es ciertamente una referencia en muchos temas, pero en la adoración y la relación con Dios destaca enormemente.

Nos anima a confiar en el Señor Dios no sólo cuando todo va bien, sino en todo momento. Debemos derramar nuestro corazón ante el Señor. El argumento final del salmista para justificar su postura es: «Una vez habló Dios; Dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder, Y tuya, oh Señor, es la misericordia».

La declaración de que el poder pertenece a Dios resuena en toda la tierra. Todo está bajo su control, por lo que podemos y debemos confiar en el Señor y en su bondad.

Esquema de los Salmos 62:

62.1 – 4: Mi alma descansa en Dios

62,5 – 8: Confianza en todo momento

62.9 – 12: El poder pertenece a Dios

Comentario Bíblico – Salmos 62:5-7:

Estamos en el camino del deber y del consuelo cuando nuestra alma espera en Dios; cuando nos entregamos alegremente a su voluntad y sabiduría junto con todos nuestros asuntos; cuando nos entregamos a todos los caminos de su providencia, y esperamos pacientemente el acontecer, con plena satisfacción en su bondad. Véase la base y la razón de esta dependencia. Por su gracia me ha sostenido, y por su providencia me ha librado. Sólo él puede ser mi Roca y mi salvación; las criaturas nada son sin él, por tanto, yo miraré por sobre ellas, a él. Confiando en Dios se afirma el corazón. Si Dios es por nosotros no tenemos que temer lo que pueda hacernos el hombre.

Más Palabra Edificada / Consuelo al confiar en Dios:

-«Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.» Hechos 27:25

-«Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.» Juan 16:33

-«Tendrás confianza, porque hay esperanza; mirarás alrededor, y dormirás seguro.» Job 11:18

-«Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» Josue 1:5

-«Del consejo del pobre se han burlado,
Pero Jehová es su esperanza.» Salmos 14:6

-«Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió desde su monte santo. Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba. No temeré a diez millares de gente, que pusieren sitio contra mí.» Salmo 3:3-6

-«Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de él es mi esperanza.» Salmos 62:5

-«…gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración…» Romanos 12:12