04 de Agosto: Firmes en la oración

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional y las referencias cruzadas por términos. Esperamos sea de bendición)

Palabra:

Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos. (Salmos 63:4)

La historia de Daniel en el foso de los leones es tan conocida que casi podría pasar por una fábula. Pero esta es una historia real que sucedió realmente. Y una de las verdades que destaca en esta historia es que Dios no salvó a Daniel sacándolo del foso de los leones. Lo salvó manteniéndolo dentro.

A veces Dios nos saca de los problemas. Pero otras veces, Él está con nosotros mientras enfrentamos tales problemas, durante el tiempo que los enfrentamos. Este fue el caso de Daniel. El Señor estaba con él en aquella guarida de leones, al igual que algunos ángeles, y de una situación aterradora surgieron cuidados y bondades increíbles.

Quizás nada destaque más en esta historia de Daniel que un simple hecho: Daniel era un hombre de oración. Sí, era un hombre espiritual. Sí, era un hombre con un propósito. Sí, era un hombre perseguido. Pero no olvidemos que era un hombre de oración.

Y cuando Daniel se enteró de la nueva ley que prohibía rezar a cualquiera excepto al rey, ¿qué hizo? Daniel 6:10 nos da la respuesta: «Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.»

«…como solía hacer…» Daniel lo hacía desde su juventud, y lo seguía haciendo en sus últimos años. Cuando se arrodilló, recibió su valor. Esto nos lleva a una simple verdad: si te arrodillas ante Dios, puedes estar de pie ante cualquier hombre.

Oración:

Señor, concédeme la disciplina y obediencia para mantenerme firme en la oración, para que, sin importar cuán difícil parezca la situación o cuán complicados se vea los obstáculos que aparezcan frente a mi, tenga la calma y la tranquilidad de confiar en que Tu mano poderosa y perfecta me librará de cualquier adversidad. Amén. 

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de capítulo Salmos 63:

Este salmo 63 contiene una dosis de calidez y devoción viva de David similar a cualquiera de los otros escritos por David en un rango más estrecho. Así como las cartas que mas amor reflejan de Pablo, fueron las de su período de encarcelamiento, algunos de los salmos más amorosos de David fueron los escritos en el desierto, como éste. Lo que más le afligió en este período de fuga fue la privación a la que había sido sometido por las ordenanzas públicas; aquí anhela que se le restablezca la participación en ellas; y la privación actual no hizo más que abrirle el apetito por ellas. Pero su corazón no estaba en las ordenanzas, sino en el Dios de las ordenanzas. Y aquí tenemos: I. Su deseo ante Dios, v. 1,2. II. Su estima de Dios, v 3,4. III. Su deleite en Dios, v. 5. IV. Su comunión secreta con Dios, v. 6. V. Su alegre dependencia de Dios, v. 7,8. VI. Su santo triunfo, en Dios, sobre sus enemigos, y la garantía de su propia seguridad, v. 9-11. Un alma entregada a Dios totalmente necesita poca guía para alabar en este salmo que tan naturalmente transmite su lenguaje genuino; pero el alma insatisfecha, la que no está íntima ni tocada por las cosas de arriba, difícilmente puede alabar en el con entendimiento.

Referencias cruzadas por término – Salmos 63:4:
Escucha el consejo, y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez:

Alzad vuestras manos al santuario, Y bendecid a Jehová. Salmos 134:2

Te vieron y tuvieron temor los montes; Pasó la inundación de las aguas; El abismo dio su voz, A lo alto alzó sus manos. Habacuc 3:10

Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:10

Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Mateo 25:21

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Lucas 6:45

Misericordia y paz y amor os sean multiplicados. Judas 1:2

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado. Salmo 1:1