Vivir por fe

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo. (Romanos 15:13)

Abraham es uno de los personajes del Antiguo Testamento que más ha impactado mi vida espiritual. Por medio de su ejemplo veo la necesidad de vivir por fe.

La separación es a menudo parte de nuestro desarrollo espiritual. Antes de que podamos encargarnos de algo nuevo, el Señor puede pedirnos que dejemos algo que tenemos. En Génesis 12.1-3, Dios le dice a Abraham que emprenda un viaje que implicaba dejar su país, su pueblo y el hogar de su padre. La obediencia significaba decir adiós a las personas y a las cosas importantes para él.

Avanzar en medio de la incertidumbre puede ser otro aspecto de la obediencia al Señor. A Abraham se le dijo que viajara sin saber su destino. Trate de imaginar lo que sería decirle a sus amigos que usted se está marchando a un lugar lejano, pero que no tiene idea de a dónde se dirige. Esta falta de detalles no detuvo a Abraham. Su confianza inquebrantable en su Padre celestial le permitió responder de todo corazón al llamamiento divino. A pesar de la falta de detalles específicos, Abraham estuvo preparado espiritualmente para decirle sí a Dios cuando Él le llamó.

Obedecer a Dios requiere vivir por fe, lo cual significa: confiar en la guía del Espíritu Santo (Jn 16.13) cuando no vemos cómo encajan todas las piezas; creer que Dios obra siempre para nuestro bien (Ro 8.28) y para su gloria; y desear agradar a nuestro Padre celestial. ¿Estará usted listo para cuando Él le llame?

Oración diaria: Señor, cuando en la adversidad, pueda dudar, permíteme recordar que si cuento contigo, sólo me espera la victoria. Tú eres mi fuerza de cada día y sin Ti no sé qué sería de mi vida, por favor nunca te alejes de mi, porque siempre quiero caminar en tu presencia.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Romanos 15:

Romanos 15 concluye la enseñanza de Pablo de que los que son fuertes en la fe deben sacrificar sus propios deseos para vivir en armonía con los demás creyentes. Pablo demuestra que Dios siempre planeó acoger a las naciones gentiles, y su misión es introducir a los gentiles en el mensaje de la salvación por la fe en Cristo. Anhela visitar a los cristianos de Roma y planea hacerlo tan pronto como entregue ayuda financiera a los judíos cristianos pobres de Jerusalén. Comienza Romanos 16 saludando por su nombre a muchos amigos y conocidos de Roma, como parte de un prolongado final de esta carta.

Referencias cruzadas por versículo
Romanos 15:13

Isaías 55:12 – Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso.

Efesios 5:18-19 – No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;

Juan 14:27 – La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Romanos 12:12 – gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Romanos 14:17 – porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

Romanos 15:5 – Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,

Salmo 33:22 – Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, Según esperamos en ti.

Romanos 5:5 – Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Salmo 130:5 – Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado.

1 Pedro 1:3 – Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *