Una persona plena

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8:39)

La sociedad moderna tiene muchas «soluciones» para la infelicidad. El poder, el amor, las drogas (legales o ilegales) son vistos como maneras de contrarrestar el vacío emocional, pero la felicidad que ofrecen se acaba pronto. Solamente el poder transformador de Dios puede convertir a alguien con un espíritu abatido, en un cristiano satisfecho que sabe lo que vale.

La persona que anhela sentirse plena, debe comenzar por recibir a Jesucristo como su Salvador. El pecado que hay entre ella y Dios tiene que desaparecer; después, con el poder del Espíritu Santo podrá encontrar el valor necesario para confrontar las heridas, frustraciones y pecados del pasado que pueden haber ayudado a que se sienta indigna del amor de Dios.

La persona con una sensación de plenitud se siente satisfecha con la vida. Los problemas son inevitables en este mundo, pero ellos no la destruyen ni la convierten en una persona amargada. ¿Por qué razón? Porque el creyente nacido de nuevo sabe que Dios ha prometido que hará que todo resulte para el bien de la vida de sus hijos (Ro 8.28).

El Señor puede hacer (y hará) conocer su amor al creyente que se lo pida. Su amor es lo que trae la plenitud. Y es que El amor de Dios es tan fuerte, accesible y firme que podemos iniciar cada día sabiendo que todo lo bueno viene de su mano, y que podemos enfrentar los desafíos con su poder. Su amor es lo que más importa en esta vida.

Oración diaria: ¡Gracias, Señor, porque tu amor es rico y puro, poderoso y sin medida! guíame a vivir cada día la vida plena que entregas a cada uno de los que te siguen con fidelidad.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Romanos 8:

En Romanos 7, Pablo reveló su frustración por intentar hacer el bien sólo para verse frustrado por su pecado. Sin embargo, comienza Romanos 8 con la triunfante afirmación de que no hay condenación para los que están en Cristo Jesús. Vivimos en el Espíritu y nos relacionamos con Dios como un hijo con su padre. El Espíritu nos ayuda en esta época de sufrimiento, junto con toda la creación, mientras esperamos que nuestra adopción se complete con la redención de nuestros cuerpos. Confiamos, sin embargo, en que Dios está por nosotros y nada puede separarnos de su amor.

Referencias cruzadas por términos:
Romanos 8:39

Romanos 5:8 – Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Colosenses 3:3-4 – Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Efesios 1:4 – según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Tito 3:4-7 – Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Romanos 8:35 – ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Salmos 64:6 – Inquieren iniquidades, hacen una investigación exacta; Y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como su corazón, es profundo.

Daniel 4:11 – Crecía este árbol, y se hacía fuerte, y su copa llegaba hasta el cielo, y se le alcanzaba a ver desde todos los confines de la tierra.

Proverbios 20:5 – Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre; Mas el hombre entendido lo alcanzará.

Romanos 11:33 – ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

Apocalipsis 12:9 – Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apocalipsis 19:20 – Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.

Apocalipsis 20:7 – Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,

Apocalipsis 2:24 – Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga;

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *