salmos43-3-dev

Una Buena Comunicación

Posted by

Una Buena Comunicación

Volábamos en un aeroplano de la ciudad de Denver, Estado de colorado, a la de Chicago, estado de Illinois. Por radio se le dijo al piloto que al llegar a esta ciudad no podría aterrizar porque había muchas nubes y las condiciones atmosféricas en general no eran favorables. Cuando llegamos sobre Chicago no veíamos nada, sino únicamente nubes blancas, y permanecimos media hora volando en círculos sobre la ciudad.

Repentinamente el aeroplano descendió en línea recta y aterrizamos con precisión en la pista que nos correspondía. La constante comunicación entre el operador de radio del aeropuerto y el piloto, por ese medio que no veíamos ni entendíamos, hizo que pudiéramos descender en el momento y en el lugar más conveniente.

Esto nos ilustra cómo Dios se comunica con el hombre por medio del Espíritu Santo, y que «Aunque andemos en valle de sombra de muerte, No temeremos mal alguno, porque Él estará con nosotros (Salmos 23:4); de esta manera podemos tener seguridad de éxito en nuestra vida espiritual y material si nos dejamos guiar por su voz.

Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; Me conducirán a tu santo monte, Y a tus moradas. (Salmos 43:3)