por-las-manos-de-Dios

Toda Para Ti

Posted by

Cuando la península de Corea estaba en sus “buenos tiempos” la vida era extremadamente difícil; tanto así que en una familia un vaso de leche tenía que ser compartido por todos los niños que hubiera en ella, y eso era considerado como un lujo en la alimentación. Cada niño estaba acostumbrado a la escasez de leche, y ya sabía qué tanto debía beber cuando la tenían.

Durante la guerra que hubo en Corea (de junio de 1950 a junio de 1953), muchos niños se extraviaron, y se dio el siguiente caso: Una enfermera de la Cruz Roja encontró a uno de tales niños, y al verlo perdido lo recogió, y dándose cuenta de que estaba hambriento, le dio un vaso de leche.

El niño ansiosamente comenzó a beber; de repente dejó de hacerlo, y preguntó a la enfermera cuántos “traguitos” podía beber. La enfermera, conmovida y con lágrimas en los ojos, le dijo. “Toda es para ti; bébela toda.

Cuánto nos hemos acostumbrado a “traguitos” de todo lo que es bueno y que nos gustas. Nos han quitado el vaso de leche cuando más sabroso parecía. Pero hoy Dios quiere que comprendas que Él ha mantenido su promesa de bendición sobre tu vida.

Dios está proclamando tiempos en que su pueblo podrá disfrutar a plenitud el resultado de su gracia divina.