Se deleita, bendiciéndote

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres. (Deuteronomio 30:9)

Dios no nos bendice a regañadientes. Hay agrado en la forma en que Dios nos hace bien. Él no espera que nosotros vayamos. Nos busca porque es su gozo el hacernos bien. Dios no nos está esperando, nos está siguiendo. Esa es de hecho la traducción literal de Salmos 23:6: «Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida»

Dios ama mostrar misericordia. No duda o está indeciso o tentativo en sus deseos de hacer bien a su pueblo. Su ira se libera pulsando un cierre de seguridad que está duro, pero su misericordia tiene un gatillo suave. Eso es lo que quiso decir cuando bajó sobre el Monte Sinaí y dijo a Moisés en Éxodo 34:6: «!!Jehová! !!Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad».

Dios nunca es una persona irritable o inquieta. Su furia nunca tiene una mecha corta. Más bien es infinitamente enérgico con un entusiasmo absolutamente ilimitado y sin fin para cumplir lo que le deleita.

Esto es difícil de comprender para nosotros, porque tenemos que dormir todos los días solo para poder mantener el ritmo, sin mencionar el conseguir prosperar. Tenemos altibajos en nuestros disfrutes. Un día estamos aburridos y desanimados, y al siguiente nos sentimos esperanzados y emocionados.

Somos como un géiser, que borboteamos, y estallamos de manera errática, porque somos imperfectos. Pero Dios perfecto, e infalible, es como las cataratas del Niagara, que las ves y piensas: esto no puede seguir continuando con esa fuerza año tras año.

Esa es la forma en que Dios es, para hacernos bien. Nunca se cansa de ello. Nunca se aburre de ello.

Palabra diaria: Señor, gracias porque Tu misericordia es sólida, constante e infinita, y en ella, nunca Te cansas de bendecirme y guiarme por el mayor bien.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Deuteronomio 30:9
Tema del Capítulo – Deuteronomio 30:

El comienzo del Deuteronomio 30 nos recuerda la bondad y la misericordia del Señor Dios. A lo largo de varios capítulos, Él ha estado advirtiendo a su pueblo de la desobediencia y sus muchas consecuencias.

Sin embargo, en su maravilloso amor y generosidad, el Señor Dios consuela con misericordia. Si pecan y les sobrevienen todas las adversidades de la desobediencia, si hay arrepentimiento la misericordia se manifestará en sus vidas y serán devueltos.

¡Gloria a Dios!

Tenemos un Dios misericordioso, santo y fiel. Por muy duro que parezca, lo que más desborda es su amor.

Deuteronomio 30 Esquema:

30.1 – 10:Promesas a los arrepentidos

30.11 – 14: Ventajas de la revelación

30.15 – 20: Vida, prosperidad, muerte y destrucción

Comentario Bíblico:
Deuteronomio 30:9

Dios se regocijará en hacerles el bien a aquellos que siguen con fidelidad sus caminos. El cambio ocasionado en ellos no sólo será por fuera ni consistente sólo de opiniones; llegará a sus almas. Producirá en ellos un supremo odio por todo pecado y un amor ferviente hacia Dios, como su Dios reconciliado en Cristo Jesús; ellos lo amarán con todo su corazón y con toda su alma. En la actualidad están muy distantes de este estado mental, pero así estaban los asesinos del Señor Jesús en el día de Pentecostés, quienes, no obstante, en una hora se convirtieron a Dios. Así será el día del poder de Dios; una nación nacerá en un día; el Señor lo acelerará en su tiempo. Como promesa condicionada, este pasaje pertenece a todas las personas y a todos los pueblos, no sólo a Israel; nos asegura que los pecadores más grandes, si se arrepienten y se convierten, recibirán el perdón de sus pecados, y serán restaurados al favor de Dios.

Referencias Cruzadas:

Deuteronomio 28:11-14 – Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles.

Isaías 65:19 – Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.

Levítico 26:6 – Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante; y haré quitar de vuestra tierra las malas bestias, y la espada no pasará por vuestro país.

Deuteronomio 28:63 – Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros; y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella.

Jeremías 31:28 – Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová.

Lucas 15:32 – Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

Isaías 62:5 – Pues como el joven se desposa con la virgen, se desposarán contigo tus hijos; y como el gozo del esposo con la esposa, así se gozará contigo el Dios tuyo.

Tema Principal:

El Señor quiere nuestro bien, bajo cualquier circunstancia.

Versículos Temáticos:

Lucas 18:19
19 Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino solo Dios.

Salmos 119:68
68 Bueno eres tú, y bienhechor; Enséñame tus estatutos.

Nehemías 9:20
20 Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste para su sed.

Salmos 73:1
73 Ciertamente es bueno Dios para con Israel, Para con los limpios de corazón.

1 Timoteo 4:4
4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;

Salmos 145:9
9 Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras.

Salmos 69:16
16 Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia; Mírame conforme a la multitud de tus piedades.

Salmos 100:5
Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *