Reconoce lo bueno en Ti

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Porque por tus palabras se te absolverá, y por tus palabras se te condenará. (Mateo 12:37)

Despues de colocar toda nuestra confianza y fe en Dios, no existe una herramientas más poderosa para superar las dificultades y retos de la vida, que la percepción positiva que tengamos de nosotros mismos, de lo que somos y de las habilidades y dones que El Senor nos ha regalado para usarlos para Su Gloria.

Por ello, nunca digas o pienses cosas negativas sobre ti, tales como: nunca hago nada bien Nunca cambiaré. Soy tonto. ¿Quién podría amarme? Mateo 12:37 dice: Porque por tus palabras se te absolverá, y por tus palabras se te condenará.

Proverbios 23: 7 dice: porque cual es su pensamiento en su mente, tal es él…En otras palabras, la forma en que hablamos y pensamos acerca de nosotros mismos revela cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos, y afecta nuestras vidas.

Debes hablar bien de ti mismo (como confesiones privadas) basado en lo que dice la Palabra sobre ti para que puedas tener confianza en quién eres en Cristo. Por ejemplo: “Dios me creó y me formó con Sus propias manos, y Dios no cometer errores.” “Dios me ama y me acepta, y yo también».

Me gusta comenzar el día declarando confesiones bíblicas positivas. Puedes hacer esto mientras conduces al trabajo o limpiando la casa. Cuando empiezas a hablar piadosamente, la verdad positiva acerca de ti mismo, puedes tener éxito en ser tú mismo, es la forma en que Dios te creó para que lo fueras.

Oración: 

Señor, ya terminé con el hablar cosas negativas sobre mí mismo. Declaro la verdad de que Tú me amas y me aceptas. Puedo ser todo lo que Tú me has creado para ser.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Mateo 12:

Mateo 12 sigue las enseñanzas de Jesús en el capítulo 11, donde se lamenta por cómo la gente de esas ciudades lo rechazó. Aquí, una vez más entra en conflicto con los líderes religiosos locales. En su mayoría se trata de los fariseos ultra-legalistas y partidarios de la tradición. A estas alturas del ministerio de Jesús, habían empezado a aumentar sus ataques, acusaciones e intentos de atrapar a Jesús para que dijera o hiciera algo que pudieran utilizar en su contra.

Jesús y sus discípulos caminan por un campo de grano en sábado, aparentemente de camino a la sinagoga. Los discípulos, hambrientos, arrancan cabezas de grano y las comen a su paso. Aunque comer el grano está permitido según la ley del Antiguo Testamento, viola las normas tradicionales de los fariseos sobre lo que cuenta como «trabajo» en un día de reposo. Se enfrentan a Jesús, acusando a sus discípulos de violar el cuarto mandamiento.

Después, pero en el mismo día, Jesús y sus discípulos entran en la sinagoga. Los fariseos han tendido una trampa a Jesús. Hay un hombre con una mano seca y le preguntan a Jesús si es lícito curar en sábado. Jesús vuelve a hacer hincapié en la misericordia e insiste en que es lícito hacer el bien en sábado. Cura al hombre. En lugar de aprender y arrepentirse, los fariseos profundizan su conspiración para destruir a Jesús.

Referencias cruzadas por término – Mateo 12:37:
Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan.

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca.
Lucas 6:45

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.
Efesios 4:29

El que guarda su boca guarda su alma;
Mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad.
Proverbios 13:3

No devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.
1 Pedro 3:9

La lengua apacible es árbol de vida;
Mas la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.
Proverbios 15:4

Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio;
El que cierra sus labios es entendido.
Proverbios 17:28

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.
Mateo 12:36

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *