Que no disminuya tu valor

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Esto manda y enseña. Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. (1 Timoteo 4:11-12)

Cuando era pequeño, en las reuniones con mis tíos, primos y demás familiares, recuerdo que acostumbraban sentar a los niños en otra mesa para que los adultos pudieran entablar sus conversaciones.

Reflexionando sobre ello, pienso como a veces en nuestro caminar de fe en el Señor, puede ocurrir que seamos también alejados, esta vez, no por ser menos maduros, sino por no estar en una posición de liderazgo o a la cabeza en el contexto donde expresamos nuestra fe. En las escrituras de hoy, observamos como Timoteo, un joven discípulo, es exhortado por Pablo a no sentirse abrumado por su joven edad, sino a tomar parte y demandar respeto entre los creyentes de la palabra. Seguramente Timoteo fue sorprendido por la gran responsabilidad encomendada por Pablo, de prácticamente convertirse en líder de la congregación.

Tengamos el valor de expresar con respeto nuestras ideas y sintámonos aptos para contribuir a la causa de Cristo. Recuerda que el Señor te ha dotado con dones valiosos que puedes utilizar para rendirle gloria y agradecerle las grandes bendiciones que ha posado sobre tu vida.

Serás hoy y siempre, sin distinción, invitado a la mesa del Señor. Procura sentarte, Él allí te espera.

Palabra diaria: Señor, gracias por invitarme a tu mesa y creer en mí para ofrecer los dones que me has dado en tu servicio. Guíame a cultivar el valor para sentirme digno de tu llamado y seguirte con gratitud y fidelidad.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
1 Timoteo 4:12
Tema del Capítulo -1 Timoteo 4:

En 1 Timoteo 4, Pablo advierte que en los últimos días habrá cada vez menos compromiso con la fe en Jesús. Por otro lado, la gente buscará cada vez más la idolatría y el engaño.

Para tener éxito, el cristiano debe estar atento a la Palabra de Dios y al ejercicio de la fe cristiana. El buen combate debe ser bien librado. Por lo tanto, es nuestro deber estar atentos a las Escrituras y también dar buen ejemplo de Cristo y de la sana doctrina.

Esquema de 1 Timoteo 4:

4.1 – 5: La apostasía de los últimos días

4:6 – 10: El buen ministro de Jesucristo

4:12-16: El deber de Timoteo

Comentario Bíblico:
1 Timoteo 4

Jesucristo es la esperanza del cristiano; todas nuestras esperanzas de vida eterna están edificadas en Él; Cristo es en nosotros la esperanza de gloria. El apóstol parece haber sido el medio para la conversión de Timoteo, que sirvió con él en su ministerio como un hijo cumplido con un padre amante. Lo que suscita interrogantes no es edificante; porque da ocasión a debates dudosos, demuele la iglesia en vez de edificarla. La santidad de corazón y vida puede mantenerse y aumentarse sólo por el ejercicio de la fe en la verdad y las promesas de Dios por medio de Jesucristo.

Referencias Cruzadas:

Santiago 3:13 – ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.

Tito 2:7 – presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad,

Santiago 3:17 – Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

Mateo 18:10 – Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Tito 2:15 – Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad. Nadie te menosprecie.

Tema Principal:

Madurez espiritual sin importar nuestra edad.

Versículos Temáticos:

1 Corintios 14:20

20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

Filipenses 3:20-21

20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

Hebreos 6:1-3

6 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. 3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.

1 Corintios 13:11

11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

Efesios 4:13

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Efesios 4:15

15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,

Hebreos 5:14

14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

1 Juan 2:14

14 Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.

Gálatas 5:22-23

22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Colosenses 1:9-10

9 Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, 10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios.

Efesios 4:13-15

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo.

Colosenses 2:6-7

6 Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; 7 arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.

Colosenses 3:9-10

9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, 10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *