Poderosas herramientas

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

«El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios»  (Hechos 10:4)

A algunos los han maltratado, a otros les han matado sentimientos, ilusiones y sueños, a otros los han privado de libertad, algunos físicamente o emocionalmente y a otros los han expuesto a la vergüenza pública. Sin embargo, aunque en Hecho 12 los primeros cuatro versos presentan este panorama, el verso 5 dice: “Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él.  Aleluya!!! Acá está una iglesia que hace oración sin cesar ante el maltrato, la muerte , la privación de libertad y la exposición a la vergüenza pública de sus líderes.

El ambiente no era muy saludable, ya que el verso 6 dice que Pedro dormía entre dos soldados, sujeto con dos cadenas, y los guardas delante de la puerta custodiaban la cárcel y se habían asignado 12 soldados para un hombre inerme como Pedro. ¿Por qué?

Seguro estoy que Herodes sabía la vida devocional de Pedro. Herodes sabía que Pedro servía a un Dios vivo y poderoso. Herodes no había olvidado lo que había sucedido en día de la resurrección de Jesús y lo acontecido en el capítulo 5 de Hechos cuando Pedro fue liberado de la cárcel por un ángel.  Buena cosa es cuando nuestro enemigo está consciente que los creyentes en Dios tenemos buena vida devocional.

Palabra diaria: Señor, Gracias por dar la oración y la Biblia como herramientas para una vida devocional plena en ti. Sé que hoy tendré demandas fuertes de la vida y exigencias humanas que me pueden llevar al límite, pero hoy tomo la decisión de cada día estar en oración delante de ti. No quiero descuidar mi vida devocional porque será combustible permanente en mi relación contigo.
Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Hechos 10:4
Tema del Capítulo – Hechos 10:
Hechos 10:4

La historia registrada en este capítulo 10 de los Hechos da un giro inusual y extraordinario a los Hechos de los Apóstoles. Hasta ahora, tanto en Jerusalén como en todos los lugares a los que han llegado los ministros de Cristo, han predicado el evangelio sólo a los judíos, o a los griegos que se han circuncidado y convertido a la religión judía. Pero ahora «he aquí que nos dirigimos a los gentiles» (cap. 13.46). Aquí se les abre la puerta de la fe, siendo, en efecto, una buena noticia para nosotros, pecadores gentiles. El apóstol Pedro fue el primero en aceptar a los gentiles incircuncisos en la iglesia cristiana. Cornelio, un centurión o coronel romano, fue el primero que con su familia y amigos fue admitido en la iglesia cristiana. Ahora aquí se nos habla de: I. Cómo Cornelio fue dirigido por una visión a llamar a Pedro, y en consecuencia lo llamó (vv. 1-8). II. Cómo Pedro fue dirigido por una visión para ir a la casa de Cornelio, aunque era un pagano, y, sin tener escrúpulos al respecto, obedeció la visión (vv. 9-23). III. La agradable y feliz conversación entre Pedro y Cornelio en Cesarea (vv. 24-33). IV. El sermón que Pedro predicó en casa de Cornelio a él y a sus amigos (vv. 34-43). V. El bautismo de Cornelio y sus amigos primero con el Espíritu Santo y luego con agua (vv. 44-48).

Comentario Bíblico Hechos 10:4

Hasta ahora nadie había sido bautizado en la Iglesia cristiana salvo judíos, samaritanos y los prosélitos que habían sido circuncidados, y observaban la ley ceremonial; pero, ahora, los gentiles eran llamados a participar de todos los privilegios del pueblo de Dios sin tener que hacerse judíos primero. La religión pura y sin contaminación se halla, a veces, donde menos la esperamos. Dondequiera que el temor de Dios reine en el corazón, se manifestará en obras de caridad y de la piedad sin que una sea excusa de la otra. Era indudable que Cornelio tenía fe verdadera en la palabra de Dios, en la medida que la entendía, aunque aún no tenía una fe clara en Cristo. Esta fue la obra del Espíritu de Dios, por la mediación de Jesús, aun antes que Cornelio lo conociera, como ocurre con todos nosotros, que antes estábamos muertos en pecado, cuando somos vivificados. Por medio de Cristo también fueron aceptadas sus oraciones y limosnas que, de otro modo, hubieran sido rechazadas. Cornelio fue obediente, sin debate ni demora, a la visión celestial. No perdamos tiempo en los asuntos de nuestras almas.

Referencias cruzadas:

Hechos 10:31 – y dijo: Cornelio, tu oración ha sido oída, y tus limosnas han sido recordadas delante de Dios.

Lucas 1:12-13 – Y se turbó Zacarías al verle, y le sobrecogió temor. Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.

Hechos 9:5-6 – El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

Lucas 24:5 – y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?

Hechos 22:10 – Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas.

Salmos 141:2 – Suba mi oración delante de ti como el incienso, El don de mis manos como la ofrenda de la tarde.

Lucas 1:29 – Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta.

Isaías 45:19 – No hablé en secreto, en un lugar oscuro de la tierra; no dije a la descendencia de Jacob: En vano me buscáis. Yo soy Jehová que hablo justicia, que anuncio rectitud.