No te entregues al miedo

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. (Génesis 12:1-2)

La Biblia habla de un hombre llamado Abram que confiaba en Dios a pesar de su propio miedo personal.

¿Cómo te sentirías si Dios te dijera que abandones tu hogar, tu familia y todo lo que es familiar y cómodo y encaminarte a un destino desconocido? ¿Lleno de miedo? Eso es exactamente lo que Dios le dijo a Abram que lo hiciera, y eso lo asustó. Pero las palabras de Dios para él fueron “No temas”.

Muchas veces creemos que debemos esperar para hacer algo hasta que ya no tengamos miedo, pero si lo hiciéramos, probablemente logremos muy poco para Dios, para otros, o incluso para nosotros mismos. Abram tuvo que salir en fe y obediencia para Dios, a pesar de su miedo.

Si Abram se hubiera entregado al miedo, nunca hubiera cumplido su destino para convertirse en todo lo que Dios le creó para que fuera, el padre de muchas naciones.

Ceder ante el temor altera el mejor plan de Dios para tu vida, así que haz lo que Él quiere que hagas … ¡incluso si tienes que hacerlo con miedo! Como Abram, encontrarás que las recompensas son geniales.

Oración diaria: Señor, dame la fortaleza para sobreponerme al temor que pueda atraparme en circunstancias que escapan de mi control. Elijo vivir por fe en Ti, con valor y coraje, porque no me has dado espíritu de cobardía, sino de poder y dominio propio. Con Tu mano guíando mis pasos, no habrá nada porque temer. Amén.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Génesis 12:

El final de Génesis 11 cuenta la historia de Taré, el padre de Abram, y el viaje de la familia a un nuevo hogar en Harán. Génesis 12 traslada la historia a Abram y su viaje a la tierra de Canaán. Dios promete hacer de Abram el padre de una gran nación y dar a los descendientes de Abram esa misma tierra. Abram comienza a adorar al Señor, pero pronto fracasa en una prueba de su fe en Egipto. Dios se muestra fiel de forma milagrosa, preparando a Abram para lo que está por venir en el capítulo 13.

Referencias cruzadas por término – Génesis 12:2-3:
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré:

Isaías 51:2 – Mirad a Abraham vuestro padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo multipliqué.

Nehemías 9:7 – Tú eres, oh Jehová, el Dios que escogiste a Abram, y lo sacaste de Ur de los caldeos, y le pusiste el nombre Abraham;

Ezequiel 33:24 – Hijo de hombre, los que habitan aquellos lugares asolados en la tierra de Israel hablan diciendo: Abraham era uno, y poseyó la tierra; pues nosotros somos muchos; a nosotros nos es dada la tierra en posesión.

Apocalipsis 18:4 – Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

Salmos 45:10-11 – Oye, hija, y mira, e inclina tu oído; Olvida tu pueblo, y la casa de tu padre; Y deseará el rey tu hermosura; E inclínate a él, porque él es tu señor.

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición:

Génesis 28:3-4 – Y el Dios omnipotente te bendiga, y te haga fructificar y te multiplique, hasta llegar a ser multitud de pueblos; y te dé la bendición de Abraham, y a tu descendencia contigo, para que heredes la tierra en que moras, que Dios dio a Abraham.

Gálatas 3:7 – Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.

Miqueas 7:20 – Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

Génesis 22:17-18 – de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

Génesis 26:4 – Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras; y todas las naciones de la tierra serán benditas en tu simiente,

Génesis 19:29 – Así, cuando destruyó Dios las ciudades de la llanura, Dios se acordó de Abraham, y envió fuera a Lot de en medio de la destrucción, al asolar las ciudades donde Lot estaba.

Romanos 4:11 – Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la fe les sea contada por justicia.

Génesis 13:16 – Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *