No Olvides Sus Bendiciones

Publicado por

Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; Contaré todas tus maravillas. Me alegraré y me regocijaré en ti; Cantaré a tu nombre, oh Altísimo. (Salmos 9:1-2)

Cuando pusimos nuestra fe en Jesús, recibimos ciertos privilegios. Recordar estas promesas es una buena manera de mantener un corazón agradecido, incluso cuando enfrentemos problemas en otros aspectos. Examinemos cuatro bendiciones.

1. El regalo de la salvación en Cristo.No importa qué prueba estemos enfrentando, ella es microscópica al lado del sacrificio de Jesús a nuestro favor. La cruz fue un precio muy alto a pagar, pero el Salvador tomó voluntariamente nuestro lugar para ofrecernos perdón y vida eterna.

2. La seguridad del amor de Dios.El Señor nos ama incondicionalmente (1 Jn 4.16). Lamentablemente, las tormentas de la vida pueden llevarnos a dudar de esto, pero Romanos 8.31-39 nos dice que nada puede separarnos del amor de Dios.

3. La respuesta a las oraciones. Tenemos el maravilloso privilegio de hablar con el Padre sobre cualquier cosa que nos agobie, y Él jamás se cansa de escuchar a sus hijos. Nuestro Dios omnipotente y omnisciente no solo es capaz de ayudarnos en cualquier situación, sino que también sabe la mejor manera de hacerlo.

4. Un plan personalizado. El Señor tiene una determinación, un plan y un propósito para nuestras vidas que Él llevará a cabo si le obedecemos. Nadie está exento de la adversidad, pero podemos confiar en que Dios usará todo para nuestro bien.

Las adversidades, las tentaciones y las pruebas nos tocarán a todos, pero el Señor permite las dificultades por una razón, incluso cuando no entendamos por qué (Ro 8.28). Por tanto, sométase al Padre, dele gracias por su sabiduría, y tenga la confianza de que Él cumplirá sus propósitos para usted.

Oración Señor, dame ojos agradecidos para ver siempre de primero las cosas buenas que colocas en mi vida. Fortalece en mi corazón la obediencia para seguir Tu voluntad y confiar en el maravilloso propósito que tienes y espera que cumpla, para Tu gloria.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo Salmos 9:

Salmos 9 Se trata de un canto de acción de gracias, en el que David muestra su agradecimiento por el rescate del Señor. Comparte temas similares a los del Salmo 10, aunque con un tono muy diferente. Algunos estudiosos creen que los Salmos 9 y 10 eran originalmente una sola obra. Forma parte de la primera sección del libro de los Salmos, que incluye los Salmos 1 a 41.

Referencias cruzadas por término – Salmos 9:1:
Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; Contaré todas tus maravillas:

Isaías 43:21 – Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas publicará.

Salmos 26:7 – Para exclamar con voz de acción de gracias, Y para contar todas tus maravillas.

Salmos 138:1 – Te alabaré con todo mi corazón; Delante de los dioses te cantaré salmos.

Salmos 103:1-2 – Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.

Salmos 106:2 – ¿Quién expresará las poderosas obras de Jehová? ¿Quién contará sus alabanzas?

Hebreos 13:15 – Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

Apocalipsis 15:3 – Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.

Salmos 7:17 – Alabaré a Jehová conforme a su justicia, Y cantaré al nombre de Jehová el Altísimo.

Salmos 86:12 – Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón, Y glorificaré tu nombre para siempre.

Me alegraré y me regocijaré en ti; Cantaré a tu nombre, oh Altísimo:

Salmos 83:18 – Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra.

Salmos 92:1 – Bueno es alabarte, oh Jehová, Y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo;

Salmos 27:6 – Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo; Cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.

Salmos 97:9 – Porque tú, Jehová, eres excelso sobre toda la tierra; Eres muy exaltado sobre todos los dioses.

Salmos 28:7 – Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré.

Habacuc 3:17-18 – Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados 2 no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.

Filipenses 4:4 – Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!