No Debes Temer

Publicado por
«Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.» (Deuteronomio 31:6)

Grug Crood, padre de una familia de cavernícolas en una película animada, cree que el único lugar seguro es su cueva. De noche, todos se acurrucan junto a él para que los proteja. También piensa que el lado aventurero de su hija solo puede exponerla al peligro. Su lema para la familia es: «Jamás no tener miedo». Dicho de otro modo: «Siempre tener miedo».

A menudo, Jesús les dijo a sus seguidores lo opuesto: «No teman». Se lo repitió a Simón cuando lo llamó para que lo siguiera (Lucas 5:10). Cuando Jairo, líder de una sinagoga y cuya hija estaba muriéndose, se acercó al Señor, este lo calmó con palabras similares (8:50).

Lucas 12 relata cuando Jesús les dice a sus discípulos que no tengan miedo, ya que Dios los cuida más que a las aves (v. 7). También, después de su resurrección, les dijo a las mujeres que fueron al sepulcro: «No temáis» (Mateo 28:10).

El miedo es un sentimiento universal. Nos preocupan nuestros seres queridos, nuestras necesidades y el futuro incierto. ¿Cómo aprendemos a tener fe? El Señor nos ha dado un fundamento sobre el cual desarrollar nuestra confianza en Él: «… dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré» (Hebreos 13:5-6).

Palabra diaria: Señor, el miedo es un sentimiento paralizante y el más nocivo para poder avanzar en los grandiosos planes que nos guardas. Por ello te pido que me des el valor la fuerza y el coraje para superar el miedo, y de esa manera poder ejercer las acciones correctas cuando se requiere mi liderazgo. Aleja de mi el temor y la angustia, ayudándome a recordar que donde quiera que me encuentre, siempre estarás conmigo.

Más Palabra Edificada/Confianza:

«Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.» Hechos 27: 25 

«El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad» Salmo 91:1-4

«Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.» Josue 1:5

«…si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.» 2 Cronicas 7:14