La oración: nuestro primer recurso

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido. (Juan 16:24)

Un día me desperté con un dolor de cabeza palpitante. Caminé con ese terrible dolor de cabeza casi todo el día, diciéndoles a todos los que conocía lo mal que me sentía, hasta que finalmente me di cuenta de que me había quejado la mayor parte del día y nunca me había tomado el tiempo para simplemente orar y pedirle a Dios que tomara el control y me quitara el dolor.

Desafortunadamente, esa reacción es bastante típica para algunos de nosotros. Nos quejamos de nuestros problemas y pasamos la mayor parte de nuestro tiempo tratando de averiguar qué podemos hacer para resolverlos. A menudo hacemos todo menos lo único que se nos dice que hagamos en la Palabra de Dios: pedir, para que podamos recibir y nuestra alegría sea completa.

Afortunadamente, Dios quiere proveer todas nuestras necesidades. Tenemos el maravilloso privilegio de “pedir y recibir”, y siempre debemos orar como primera reacción a cada situación.

Oración diaria: Señor, Te agradezco, en todo, sin importar las circunstancias, porque incluso de las pruebas que llegan a mi vida puedo sacar una lección o una bendición. Por ello deseo ser una persona más agradecida cada día y por ello te pido que me ayudes a alcanzar mi meta dándome la humildad para reconocer Tu grandeza y la obediencia para seguir Tu grandiosa voluntad.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Juan 16:

Entre otras cosas gloriosas que Dios ha dicho sobre sí mismo, tenemos esto: «Yo hiero, y yo sano», Deuteronomio 32:39. El sermón de Cristo en este capítulo, que continúa y concluye su sermón de despedida a sus discípulos, hace lo mismo. I. Hay mensajes que hieren, como la advertencia que les hace, sobre el problema que les esperaba, vv. 1-6. II. Hay mensajes que sanan, como el consuelo que Él les suministra, para sostenerlos bajo tales dificultades, que son cinco: 1. Que Él les enviaría el Consolador, vv. 7-15. 2. que los visitaría de nuevo, en su resurrección, vv. 16-22. 3. que les aseguraría una respuesta de paz a todas sus oraciones, vv. 23-27. 4. que ahora sólo regresaba a su Padre, vv. 28-32. 5. Que cualesquiera que sean los problemas que puedan encontrar en este mundo, en virtud de Su victoria sobre este mundo, pueden estar seguros de que tendrán paz en él, v. 33.

Referencias cruzadas por término – Juan 16:24:
Hasta ahora nada habéis pedido.

Y en el segundo día, mientras bebían vino, dijo el rey a Ester: ¿Cuál es tu petición, reina Ester, y te será concedida? ¿Cuál es tu demanda? Aunque sea la mitad del reino, te será otorgada. (Ester 7:2)

¿Quién es el Todopoderoso, para que le sirvamos? ¿Y de qué nos aprovechará que oremos a él? (Job 21:15)

En mi nombre; pedid.

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:12)

Cuando llegó la hora de ofrecerse el holocausto, se acercó el profeta Elías y dijo: Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. (1 Reyes 18:36)

Ahora pues, Dios nuestro, oye la oración de tu siervo, y sus ruegos; y haz que tu rostro resplandezca sobre tu santuario asolado, por amor del Señor. (Daniel 9:17)

Y recibiréis.

Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. (Juan 1:16)

Moisés y Aarón entre sus sacerdotes, Y Samuel entre los que invocaron su nombre; Invocaban a Jehová, y él les respondía. (Salmos 99:6)

Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará. (Salmos 145:19)

Para que vuestro gozo sea cumplido.

En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. (Juan 16:23)

Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. (Juan 15:11)

Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos. (Juan 17:13)

Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste. (1 Samuel 1:18)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *