Invitación al reposo

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy)  Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. (Salmos 23:2)

Rompe el silencio el tronar como de caballos en desbandada, las aguas turbulentas que amenazan violar las fronteras de la seguridad y resquebrajar el canal firme que limita el río. Mi mente se confunde, mi espíritu se estremece y mi alma retrocede. Y allí en la esquina olvidada de mi existencia él habla a mi corazón para decirme que aunque ruja la tormenta, él está listo para llevarme a aguas de reposo.

¿Qué son aguas de reposo? Son aguas quietas que invitan a reposar. Aguas intermedias entre tormentosas y estancadas. Hay un poder escondido en el sonido de las aguas. Cuando son tormentosas asustan y persiguen. Cuando el dulce correr de ellas entre las rocas traen a mi alma un remanso de paz e indescriptible descanso es diferente. Dios tiene hoy, aguas de reposo para acariciar si ser interno y reanimarme.

Cuando el salmista dice que el Señor me lleva o me conduce usa la palabra en Hebreo Nahal que significa Producir descanso, Guiar con cuidado, dar descanso, Refrescar.

La Dirección de Dios siempre está dirigida a aguas de reposo. Todo Padre genuino quiere proveer dirección a sus hijos hacia las metas del descanso. Nunca llevaría a un hijo a aguas turbulentas. Cuanto más Dios en su divina paternidad.

Hoy es un buen día para experimentar esta dirección divina hacia un encuentro con su presencia, su descanso, su paz y el encuentro en el oasis de la eternidad.

Por qué te turbas oh alma mía y te abates dentro de mi? Espera en Dios porque aún he de alabarle y en su alabanza encontraré las aguas de reposo que confortarán mi alma. Salmo 42:5

Señor, Gracias por este día. No importa las amenazas que rodean mi mente para robarme la paz. Tu promesa está por encima de cualquier río desbordado y la promesa tuya me asegura que me conduce, me guías, me llevas tomado de la mano para hacerme descansar en aguas de reposo.
Tú eres mi fuente y tú eres mi vida y solo en ti descansaré.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Salmos 23:2:

Muchos de los salmos de David están llenos de quejas, pero éste está lleno de consuelos y expresiones de deleite en la gran bondad de Dios y la dependencia de él. Y un salmo que ha sido cantado por los buenos cristianos, y lo seguirá siendo mientras exista el mundo, con mucho gusto y satisfacción. I. El salmista afirma aquí tener una relación con Dios como su pastor, v. 1. II. Relata su experiencia de las cosas buenas que Dios ha hecho por él como su pastor, vv. 2,3,5. III. Deduce que no le debe faltar ningún bien (v. 1), que no debe temer ningún mal (v. 4), que Dios nunca le dejará ni abandonará en el camino de la misericordia, y por eso resuelve que nunca dejará ni abandonará a Dios en el camino del deber, v. 6. Seguramente tenía los ojos puestos en esto, no sólo en las bendiciones de la providencia de Dios, que hacían próspera su condición exterior, sino en las comunicaciones de la gracia de Dios, recibidas a través de una fe viva, y devueltas en una ferviente devoción, que llenaba su alma de inexplicable alegría. Y como en el salmo anterior representaba a Cristo muriendo por sus ovejas, aquí representa a los cristianos recibiendo el beneficio de todos los cuidados y la ternura del gran y buen pastor.

Referencias cruzadas por término – Salmos 23:2:
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré:

Apocalipsis 21:6 – Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.

Apocalipsis 22:1 – Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.

Ezequiel 34:13-14 – Y yo las sacaré de los pueblos, y las juntaré de las tierras; las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por las riberas, y en todos los lugares habitados del país. En buenos pastos las apacentaré, y en los altos montes de Israel estará su aprisco; allí dormirán en buen redil, y en pastos suculentos serán apacentadas sobre los montes de Israel.

Apocalipsis 22:17 – Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente.

Isaías 8:6 – Por cuanto desechó este pueblo las aguas de Siloé, que corren mansamente, y se regocijó con Rezín y con el hijo de Remalías.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *