Guerrero de Dios: Elegidos de Dios

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

«Vosotros sois mis amigos porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer. No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. (Juan 15:14-16 )»

Un verdadero amigo escucha tus historias y tiene la confianza para contarte las suyas, conoce tus aflicciones, victorias, derrotas y te ha visto como realmente eres. Una amistad verdadera es un tesoro invaluable que expresa colaboración, servicio y ayuda mutua.

Jesús fue un gran maestro, un compasivo pastor, pero además un líder que acogió a cada uno de sus discípulos como verdaderos amigos. Les tendió su mano y sobretodo su entera confianza para revelarle sus sentimientos y pensamientos. Fue abierto, genuino y como un verdadero amigo, real, haciéndoles saber la esperanza que sobre ellos tenía para que siguieran su ejemplo. Hoy Jesús a través de la palabra nos envía ese mismo mensaje: Quiere acompañarnos siempre y ser nuestro amigo, para que en respuesta continuemos su obra.

Abramos entonces nuestro corazón a esa maravillosa amistad de aquel que nos ha prometido: “Yo te guiaré, no te dejaré caer”. Rindamos frutos que permanezcan, siempre en Él, sabiendo que lo mejor de ser amigos de Jesús, es que como un gran amigo, conocerá nuestras fallas, pero aún ellas nos acompañará y guiará siempre.

Palabra: Gracias Señor, por acercarte a mí. Ayúdame a verte tal y como realmente eres, para de esta manera poder yo convertirme en quien realmente necesito ser. Enséñame a ser amigo de aquel que se brinda de verdad y hazme presto a aceptar a los que no lo hagan, tal y como son.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Juan 15:14-16
Tema del Capítulo – Juan 15:

En Juan 15, Jesús se identifica con un elemento más: la vid verdadera. Debemos recordar que este es el símbolo de Israel. En todo el Antiguo Testamento, la vid es el símbolo utilizado para representar a la nación elegida.

En el transcurso del tiempo Israel se destacó más por su desobediencia que por otra cosa, y con esto, muchas veces la descripción es que era una vid sin fruto (Isaías 5:1-7).

Aquí comienza un nuevo tiempo, pues Jesús es la propia vid.

Los que creen son automáticamente injertados en Él y comienzan a vivir y ser alimentados por Él. Lo fructífero permanecerá, lo infructuoso será arrancado.

La relación que existe aquí es de amor y reciprocidad.

Seremos productivos, al igual que nuestro Maestro, si permanecemos en Él en dependencia, dedicación, sumisión y amor.

Como Él, seremos escuchados por Dios y haremos cosas extraordinarias.

Esbozo de Juan 15:

15.1 – 17: Las relaciones fructíferas

15.18 – 27: Las preguntas que deben responder los discípulos

Comentario Bíblico Juan 15:14-16:

Aquellos a quienes Dios ama como Padre pueden despreciar el odio de todo el mundo. Como el Padre amó a Cristo que fue digno hasta lo sumo, así amó a sus discípulos, que eran indignos. Todos los que aman al Salvador deben perseverar en su amor por Él, y aprovechar todas las ocasiones para demostrarlo. El gozo del hipócrita dura sólo un momento, pero el gozo de los que permanecen en Cristo es una fiesta continua. Tienen que demostrar su amor por Él obedeciendo sus mandamientos. Si el mismo poder que primero derramó el amor de Cristo en nuestros corazones, no nos mantuviera en ese amor, no permaneceríamos en ese amor por mucho tiempo. El amor de Cristo por nosotros debe llevarnos a amarnos mutuamente. Él habla como si estuviera por encargar muchas cosas, pero nombra sólo a esta: abarca muchos deberes.

Referencias Cruzadas:

Lucas 12:4 – Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer.

Santiago 2:23 – Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

Juan 2:5 – Su madre dijo a los que servían: Haced todo lo que os dijere.

Isaías 41:8 – Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo.

Cantares 5:1 – Yo vine a mi huerto, oh hermana, esposa mía; He recogido mi mirra y mis aromas; He comido mi panal y mi miel, Mi vino y mi leche he bebido. Comed, amigos; bebed en abundancia, oh amados.

Efesios 1:9 – dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en si mismo,

Efesios 3:5 – misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:

Santiago 2:23 – Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

Santiago 1:1 – Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud.

Juan 15:20 – Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

Juan 8:26 – Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo.

Juan 17:26 – Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.

Hechos 20:27 – porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.

Juan 17:6-8 – He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste.

Mateo 13:11 – El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado.

Colosenses 1:26 – el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos,

Judas 1:1 – Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo:

Lucas 6:13 – Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles:

Hechos 1:24 – Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido,

Mateo 28:18-19 – Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Isaías 55:10-13 – Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Porque con alegría saldréis, y con paz seréis vueltos; los montes y los collados levantarán canción delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso. En lugar de la zarza crecerá ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá arrayán; y será a Jehová por nombre, por señal eterna que nunca será raída.Juan 15:7-8 – Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

Salmos 78:4-6 – No las encubriremos a sus hijos, Contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, Y su potencia, y las maravillas que hizo. El estableció testimonio en Jacob, Y puso ley en Israel, La cual mandó a nuestros padres Que la notificasen a sus hijos; Para que lo sepa la generación venidera, y los hijos que nacerán; Y los que se levantarán lo cuenten a sus hijos,

Proverbios 11:30 – El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio.