Espere una cosecha

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medía, os volverán a medir. (Lucas 6:38)

Den, y se les dará. Esas palabras salieron directamente de la boca de Jesús. No obstante, hay muchos creyentes que se niegan por completo a creerlo. Tienen la idea equivocada de que es un error esperar recibir cuando se da.

Pero la verdad es que es un error no hacerlo.

¿Qué pensaría usted de un agricultor que siembra las semillas y luego deja que su cosecha se pudra en el campo? Pensaría que es un tonto, ¿no es así? Y si lo hubiera hecho cuando otros sufrían hambres, usted pensaría que ese agricultor sería responsable de un delito.

Bueno, sería igual de irresponsable dar semillas, y no esperar la cosecha que Dios prometió. Especialmente cuando esa cosecha podría ayudar a llevar el Evangelio a gente que tiene hambre espiritual. Tan errado está el que hace caso omiso al principio de la prosperidad dado por Jesús, como lo está el que deja que una cosecha de trigo se pudra en el campo.

Dios quiere que cosechemos de las semillas que sembramos. Él quiere que estemos preparados para no tener que pedir ayuda para nosotros, sino que «teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra» (2 Corintios 9:8). Su deseo es que tengamos en abundancia, no para que lo guardemos egoístamente, sino para que demos generosamente.

La próxima vez que usted dé, no se asuste de esperar una cosecha. Tenga fe para las recompensas que Jesús prometió. Luego, cuando vengan, vuélvalas a sembrar. Mantenga en circulación la corriente de dar y recibir para que el Señor pueda bendecir al mundo por medio de usted.

Oración diaria: Señor, enséñame de Tu bondad a dar a mano abierta, sin reservas y con amor, de la misma manera en que Tu lo haces con cada uno de Tus hijos, y dando, enséñame a esperar la cosecha de bendiciones que nos has prometido y por las que podremos abundantemente, bendecir a otros.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Lucas 6:

Lucas 6 completa la llamada de Jesús a los discípulos y seguidores que comenzó en Lucas 5. Lucas 5:1-6:16 consiste en tres llamamientos a los discípulos, cada uno de ellos acompañado de dos enseñanzas revolucionarias sobre la autoridad de Jesús que enfurecen cada vez más a los líderes religiosos. Lucas 6:17-49 continúa el tema con una llamada general a los seguidores y una descripción de sus responsabilidades. En Lucas 7:1-8:3, Jesús interactúa con los demás: Los gentiles, las mujeres e incluso los muertos. A esto le sigue otra llamada general (Lucas 8:4-21), una serie de milagros (Lucas 8:22-9:17) y una llamada final a los Doce para que le sigan más profundamente (Lucas 9:18-50).

Referencias cruzadas por término – Lucas 6:38:
Dad, y se os dará.

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 2 Corintios 9:7

La dádiva del hombre le ensancha el camino Y le lleva delante de los grandes. Proverbios 18:16

El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado. Proverbios 11:25

Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos. Proverbios 3:9

Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia. 2 Corintios 9:10

Medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo.

Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Mateo 6:3-4

Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. Nehemías 8:10

Abre tu boca, juzga con justicia, Y defiende la causa del pobre y del menesteroso.Proverbios 31:9

Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. 2 Corintios 9:6

Y respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo. Lucas 3:11

Porque con la misma medida con que medía, os volverán a medir.

Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. Romanos 2:1

No juzguéis, para que no seáis juzgados. Mateo 7:1

Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano. Romanos 14:13

Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Mateo 12:36