Es Nuestro Guardador

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche. Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. (Salmos 121: 5-7)

Ayer aprendimos que Dios es nuestro protector. El canto de David en el Salmo 121 presenta también al Señor como nuestro guardador.

«Ni se dormirá el que te guarda» (v. 3b). Muchos niños pequeños sienten miedo en la oscuridad. Si se despiertan cuando todos los demás están durmiendo, pueden sentirse solos y asustados. Nuestro Dios no necesita dormir; Él está siempre alerta y atento a nuestro clamor, aunque nuestros sentimientos nos digan lo contrario.

«Jehová es tu guardador… El guardará tu alma» (vv. 5, 7). Cuando los padres tienen que dejar a sus hijos, escogen a una persona de confianza para encargarla de su cuidado; se espera que ésta los proteja y alimente. ¡Cuánto más dedicado y capaz es nuestro Padre celestial! Además de preservarnos física y espiritualmente, controla los malos pensamientos, las palabras dañinas y el proceder incorrecto. Su Espíritu Santo da advertencias para protegernos del mal, y también guía para que crezcamos en una dirección agradable a Dios.

«Jehová guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre» (v. 8). Dios es soberano. Él está con nosotros siempre —protegiendo, señalando el camino y enseñando. Nos acompaña y guía, aun en las tareas pequeñas que parecen insignificantes.

Cuando crecemos, muchos sentimos tristeza y un poco de temor al dejar la seguridad del hogar de nuestros padres. Pero nunca dejamos el amor y el cuidado precioso de nuestro Padre celestial. Dios es nuestro guardador, y Él cuida de nosotros mejor que cualquier madre o padre terrenales.

Señor, guardas mi alma de la tristeza, las preocupaciones y las angustias, guardas mi cuerpo físico y me brindas salud, porque eres mi guardador y mi cuidador y en Tu infinita misericordia me guías, me acompañas y me proteges del mal. Gracias Padre. 

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Salmos 121:

Este salmo es el segundo identificado como «canto de ascensión». Los cantos de ascensión son los salmos 120-134. Se cantaban cuando el pueblo de Israel atravesaba las colinas de camino a Jerusalén para celebrar las fiestas anuales. A David se le atribuye la autoría de los Salmos 122, 124, 131 y 133. Salomón es citado como autor del Salmo 127, y el resto son anónimos. El líder de los adoradores comenzó el Salmo 121 expresando los versos 1 y 2, y otros respondieron con los versos que siguen.

Referencias cruzadas por término – Salmos 121:5-7:
Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

Isaías 25:4 – Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro.

Isaías 4:5-6 – Y creará Jehová sobre toda la morada del monte de Sion, y sobre los lugares de sus convocaciones, nube y oscuridad de día, y de noche resplandor de fuego que eche llamas; porque sobre toda gloria habrá un dosel, y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero.

Salmos 91:1 – El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Mateo 23:37 – ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.

Jeremías 20:11 – Mas Jehová está conmigo como poderoso gigante; por tanto, los que me persiguen tropezarán, y no prevalecerán; serán avergonzados en gran manera, porque no prosperarán; tendrán perpetua confusión que jamás será olvidada.

Salmos 124:8 – Nuestro socorro está en el nombre de Jehová, Que hizo el cielo y la tierra.

Isaías 41:13 – Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

Salmos 115:15 – Benditos vosotros de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.

Salmos 97:10 – Los que amáis a Jehová, aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; De mano de los impíos los libra.

Salmos 145:20 – Jehová guarda a todos los que le aman, Mas destruirá a todos los impíos.

Romanos 8:28 – Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Salmos 91:9-12 – Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación, No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, Para que tu pie no tropiece en piedra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *