habacuc3-17-18

El Valor de Una Sonrisa

Posted by

Cuando pensamos en las cosas que pueden pasar en la vida, las preocupaciones, los problemas, el estrés y las luchas, nos olvidamos de una cosa que puede cambiarlo todo: y esa es una sonrisa que puede ser hallada en abundancia.

En el Hospital Christie en Manchester, lo primero que uno ve es una sonrisa en un rostro dirigida a un extraño—a mí.  El personal es fantástico y provee un sentimiento de paz haciéndonos sentir que no nos sobrevendrá ningún daño. ¿Y cómo es que lo logran?

Con serenidad y astucia, mientras realizan sus labores diarias con una eminente sonrisa. Pero una cosa inspira a cada uno de los pacientes, a pesar del estado de su salud, ninguno de ellos—una mezcla de todas las razas y sexos—será atendido sin una sonrisa de “oreja a oreja”. Al mirar alrededor, me animo y cobro fuerzas.

Me sumaré a este grupo sin importar por cuánto tiempo para salir de esto una persona mucho más fuerte. Planeo sonreír más cada día ahora que he aprendido su verdadero significado.

Aunque la higuera no dé renuevos, ni haya frutos en las vides; aunque falle la cosecha del olivo, aún así, yo me regocijaré en el Señor, ¡me alegraré en Dios, mi libertador!. (Habacuc 3:17-18)