EL poder de la oración

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. (1 Juan 5:14)

Cuando usted enfrenta algún tipo de problema, ¿se detiene a orar o se pone en acción? Dios actúa poderosamente por medio de la oración, pero con frecuencia la vemos como el último recurso: cuando estamos al final de la cuerda es cuando empezamos a orar.

Valiéndose del ejemplo de Elías, Santiago nos recuerda lo que puede lograr la oración eficaz de una persona justa. En el pasaje de hoy, el tema es la sanidad, pero esa no es la única oración que Dios desea responder. Cada aspecto de la vida puede ser tocado por el poder de la oración.

Tentaciones. Jesús dijo a sus discípulos: “Velad y orad, para que no entréis en tentación” (Mr 14.38).

Alabanza. Después de ser golpeados y echados en la cárcel, Pablo y Silas oraron y alabaron a Dios, aun en medio de su dolor (Hch 16.25).

Guerra espiritual. Pablo nos enseña a conectarnos con el poder de Dios “orando sin cesar” (1 Ts 5.17).

Ansiedad. No estamos a merced del temor si oramos por todo (Fil 4.6).

Transformación. Cuando oramos conforme a los deseos de Dios, Él transforma nuestra mente, actitud, carácter y forma de actuar (Col 1.9-12).

Testimonio. Por medio de la oración, pedimos al Señor que nos abra puertas para esparcir su Palabra (2 Ts 3.1).

Protección. Dios es fiel para conceder nuestras peticiones de fortaleza y protección (2 Ts 3.2, 3).

La próxima vez que enfrente una situación difícil, recuerde que la oración es más poderosa que todos nuestros esfuerzos. Ore y verá a Dios actuar.

Oración diaria: Señor, gracias por escuchar mi oración sincera y por la alegría de permitirme vivir un nuevo día junto a las personas que amo. Te suplico que seas Tú dándome tu guía y tu compañía para vivir en triunfo, éxito y felicidad.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen del capítulo 1 Juan 5:

Primera de Juan 5 completa la carta resumiendo cómo pueden saber los cristianos que tienen vida eterna. Los capítulos anteriores han explicado los diversos signos de la »permanencia» con Dios, pero la medida clave es el amor. En este pasaje final, el amor se utiliza una vez más como la medida suprema. A la luz del resto de la carta, se demuestra que el amor a Dios y a los demás es tanto una fuente de confianza como un signo de fe.

Referencias cruzadas por versículo
1 Juan 5:14

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.
1 Juan 4:1

Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.
Salmo 27:14

Jehová es bueno,
fortaleza en el día de la angustia;
y conoce a los que en él confían.
Nahúm 1:7

Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.
1 Juan 5:15

Mejor es confiar en Jehová
Que confiar en el hombre.
Salmo 118:8

Jehová es mi fortaleza y mi escudo;
En él confió mi corazón, y fui ayudado,
Por lo que se gozó mi corazón,
Y con mi cántico le alabaré.
Salmo 28:7

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
Juan 14:1

Tú guardarás en completa paz
a aquel cuyo pensamiento en ti persevera;
porque en ti ha confiado.
Isaías 26:3

Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.
1 Juan 3:21-22

En ti confiarán los que conocen tu nombre,
Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.
Salmo 9:10

Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.
Romanos 8:25

Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.
Salmo 16:1

No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.
Filipenses 4:11

Mas yo en tu misericordia he confiado;
Mi corazón se alegrará en tu salvación.
Cantaré a Jehová,
Porque me ha hecho bien.
Salmo 13:5-6

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *