El camino hacia Su voluntad

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional y las referencias cruzadas por términos. Esperamos sea de bendición)

Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos. (Salmos 19:8)

Es común observar a algunos creyentes en el error de esperar obtener una revelación directa de Dios. Todo ello por ignorar en muchas ocasiones el significado que Su Palabra nos entrega sobre escuchar al Señor en medio de Su voluntad.

Y es que Dios no nos hablará directamente con palabras audibles, pero nos colocará en medio de situaciones que a la luz de la Biblia podemos interpretar, analizar y encontrarle un sentido desde el que podamos responder con acciones que lo agraden y glorifiquen. Se trata de buscar vivir según la Palabra de Dios, aplicando principios bíblicos.

Daniel, por ejemplo, necesitaba la interpretación del sueño del rey Nabucodonosor. Tenía un buen modelo bíblico que seguir, que era la historia de José del Génesis.

José también tenía la capacidad de interpretar los sueños y fue encarcelado por cargos falsos. Mientras estaba en prisión, el Faraón tuvo un sueño que nadie pudo interpretar y mandó a buscarlo. José le contó al Faraón lo que significaba su sueño y como recompensa se le dio una posición de influencia.

Esto crea un punto simple: la Biblia nos dice cómo vivir. Por eso necesitamos conocer la Biblia. Por eso debemos estudiar las historias y enseñanzas que ella nos revela. Y también es la razón por la que necesitamos memorizar versículos.

Cuando hacemos esto, empezamos a aprender, a pensar bíblicamente. Porque la mejor manera de conocer la voluntad de Dios es conocer la Palabra de Dios y como lo dijimos, aplicar sus principios.

Así que cuando surja una situación, pensemos: «Espera, hay una historia en la Biblia que acabo de leer que tenía una situación muy similar. Lo aplicaré aquí». O, «Acabo de pensar en un verso que memoricé que se aplica a esta situación».

Al aplicar la Palabra de Dios y vivir en los principios bíblicos, nos encontraremos en el camino correcto hacia discenir la voluntad del Señor para nuestras vidas, que es siempre la que nos rinde más frutos y la que nos lleva al verdadero bien.

Oración diaria: Señor, concédeme la disciplina para tener un estudio diario de Tu Palabra, y luego dame el discernimiento y la sabiduría para conocerla, analizarla e interpretarla de la manera correcta, de forma que sea ella el principal instrumento por el que pueda conocer Tu voluntad en mi vida y actuar conforme a ella con todo aquello que Te agrade, enaltezca y glorifique.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resúmen de capítulo, Salmos 19:

Este salmo de David celebra dos revelaciones distintas que Dios ha dado a los seres humanos. Se ha revelado en la naturaleza y en las Escrituras. El Salmo 8 es un salmo complementario porque también se refiere a la naturaleza como reveladora de la majestad de Dios. Romanos 1:18-25 también señala que Dios se reveló a través de la naturaleza, pero el pasaje indica que las personas desobedientes rechazaron esta revelación.

Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón.

Salmos 119:128 – Por eso estimé rectos todos tus mandamientos sobre todas las cosas, Y aborrecí todo camino de mentira.

Proverbios 6:23 – Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que te instruyen,

Jeremías 15:16 – Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Jehová Dios de los ejércitos.

Salmos 119:92 – Si tu ley no hubiese sido mi delicia, Ya en mi aflicción hubiera perecido.

Romanos 3:20 – ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

Gálatas 2:19 – Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.

Salmos 119:14 – Me he gozado en el camino de tus testimonios Más que de toda riqueza.

El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

Salmos 119:130 – La exposición de tus palabras alumbra; Hace entender a los simples.

Ezequiel 36:27 – Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

Salmos 119:171 – Mis labios rebosarán alabanza Cuando me enseñes tus estatutos.

Romanos 7:12-14 – De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno. ¿Luego lo que es bueno, vino a ser muerte para mí? En ninguna manera; sino que el pecado, para mostrarse pecado, produjo en mí la muerte por medio de lo que es bueno, a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso. Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado.

Gálatas 3:21 – ¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley.

Salmos 119:12 – Bendito tú, oh Jehová; Enséñame tus estatutos.