Edificando Su paz

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

«Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente; De generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca. Porque dije: Para siempre será edificada misericordia; En los cielos mismos afirmarás tu verdad. Hice pacto con mi escogido; Juré a David mi siervo, diciendo: Para siempre confirmaré tu descendencia, Y edificaré tu trono por todas las generaciones. Selah» (Salmos 89:1-4)

Hace un mes, realicé un ejercicio para comprobar si mi intuición sobre un mundo convulsionado y voraz era cierta y me dediqué a seguir con detalle los noticieros y diarios nacionales e internacionales. Llegue a la conclusión de que el mundo actual se encuentra absorbido por una adicción al conflicto.

Desde las grandes cadenas periodísticas, hasta las redes sociales, el ser humano es impulsado a sentir una especie de fanatismo por las diferencias. Ver como resultará el final de la historia o de qué forma las partes encontradas resolverán su problema.

Ahora me pregunto: ¿Qué pasaría si en vez de ello promoviéramos el mismo nivel de interés, ya no por lo destructivo de una diferencia, sino por la calma y serenidad de la paz en comunión fraternal?

Sin dudas que el primer paso para cultivar ese cambio de mentalidad, es aprender a conducirnos por el amor que Dios nos profesa y que nos invita a compartir con todos nuestros hermanos. Un amor que perdona, sana y establece. Un amor que da la bienvenida, que compromete y que une. Aquel amor que se extiende  a través del tiempo y que es el medio, junto con la fe, por el que expresamos nuestra gratitud y fidelidad al Señor.

A veces nos hemos olvidado de que ese es el amor por el que debemos luchar y que al final, será el que traerá la verdadera paz del Señor a todos los corazones.

Como dictan las escrituras de hoy, cantemos perpetuamente esa verdad que es el amor y la misericordia de Dios para con nosotros. Edifiquemos así su trono “por todas las generaciones”.

Palabra diaria: Señor, permíteme honrarte dando testimonio del amor y misericordia que me brindas cada día y guíame a ser instrumento de la paz y comunión fraternal a la que nos llamas, ayudando en Tu palabra a los que me rodean.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Pasaje:
Salmos 89:1-4
Tema del Capítulo – Salmos 89:

El Salmo 89 comienza como un salmo de alabanza, pero termina como un salmo de lamentación. Celebra la alianza de Dios con David (2 Sam 7) y luego lamenta que los descendientes de David no fueran fieles a los términos de esa alianza (2 Sam 7.14). Sin embargo, ante la infidelidad, el salmo reafirma la fidelidad de Dios a su promesa y el cumplimiento final de la misma en la persona del Hijo mayor de David, el Mesías (vv. 33-37). El título atribuye el salmo a Ethan, también conocido como Jeduthun (1 Cr. 25:1,3,6). La forma del salmo es la siguiente: (1) alabanza al Señor por su alianza eterna con David (vv. 1-4); (2) celebración del Dios que estableció su alianza con él (vv. 5-18); (3) recapitulación de la alianza (vv. 19-37); (4) consternación en un momento de angustia nacional (vv. 38-45); (5) queja al Señor para que recuerde su promesa y restaure la fortuna de su pueblo (vv. 46-51); (6) apéndice de bienaventuranzas (v. 52).

Comentario Bíblico:
Salmos 89:1-4

Aunque nuestras expectativas puedan desilusionarnos, sin embargo, las promesas de Dios están establecidas en los cielos, en su consejo eterno; están fuera del alcance de los oponentes del infierno y la tierra. La fe en la misericordia ilimitada de Dios y su verdad eterna puede consolar aun en las pruebas más profundas.

Referencias Cruzadas:

Salmos 89:33 – Mas no quitaré de él mi misericordia, Ni falsearé mi verdad.

Salmos 89:49 – Señor, ¿dónde están tus antiguas misericordias, Que juraste a David por tu verdad?

Lamentaciones 3:23 – Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Salmos 89:4-5 – Para siempre confirmaré tu descendencia, Y edificaré tu trono por todas las generaciones. Selah Celebrarán los cielos tus maravillas, oh Jehová, Tu verdad también en la congregación de los santos.

Salmos 89:24 – Mi verdad y mi misericordia estarán con él, Y en mi nombre será exaltado su poder.

Isaías 25:1 – Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

Salmos 40:9-10 – He anunciado justicia en grande congregación; He aquí, no refrené mis labios, Jehová, tú lo sabes. No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; He publicado tu fidelidad y tu salvación; No oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea.

Salmos 59:16 – Pero yo cantaré de tu poder, Y alabaré de mañana tu misericordia; Porque has sido mi amparo Y refugio en el día de mi angustia.

Salmos 71:8 – Sea llena mi boca de tu alabanza, De tu gloria todo el día.

Salmos 71:15-19 – Mi boca publicará tu justicia Y tus hechos de salvación todo el día, Aunque no sé su número. Vendré a los hechos poderosos de Jehová el Señor; Haré memoria de tu justicia, de la tuya sola. Oh Dios, me enseñaste desde mi juventud, Y hasta ahora he manifestado tus maravillas. Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, Hasta que anuncie tu poder a la posteridad, Y tu potencia a todos los que han de venir, Y tu justicia, oh Dios, hasta lo excelso. Tú has hecho grandes cosas; Oh Dios, ¿quién como tú?

Tema Principal:

Fidelidad de Dios

Versículos Temáticos:

Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal.
2 Tesalonicenses 3:3

Jehová, tú eres mi Dios;
te exaltaré, alabaré tu nombre,
porque has hecho maravillas;
tus consejos antiguos
son verdad y firmeza.
Isaías 25:1

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.
Deuteronomio 7:9

Contentamiento es a los hombres hacer misericordia;
Pero mejor es el pobre que el mentiroso.
Proverbios 19:22

No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda.
Salmo 121:3

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos,
porque nunca decayeron sus misericordias.
Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.
Lamentaciones 3:22-23

Echa sobre Jehová tu carga,
y él te sustentará;
No dejará para siempre caído al justo.
Salmo 55:22

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
1 Corintios 10:13

Jehová cumplirá su propósito en mí;
Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;
No desampares la obra de tus manos.
Salmo 138:8

¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?
Mateo 26:53

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *