Comentario Diario #55: Salmos 34:14-15

Posted by

Versículo:

Mas yo en ti confío, oh Jehová; Digo: Tú eres mi Dios. En tu mano están mis tiempos; Líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores. (Salmos 34:14-15)

Comentario:

La valentía de un creyente no puede compararse con la de una persona que hace cosas arriesgadas. La valentía de un creyente se debe a su gran confianza en Dios desde la intimidad con el Todopoderoso. Esa confianza le da audacia en situaciones peligrosas, no para crear la reputación de una persona valiente, sino para complacer al Señor.

Ciertos miembros de una tribu de caníbales pidieron a un misionero que los acompañara a un área remota para ver a su líder, que se estaba muriendo, y para predicarle el Evangelio. El misionero temía que fuera una trampa del jefe para matarlo. Sin embargo, después de rezar, tuvo la paz de que era la voluntad de Dios que fuera con esos hombres. Recordó el verso de hoy: «Mis tiempos están en tus manos; líbrame. Eso le dio valor. Como resultado de esa visita, el jefe y algunos líderes de la tribu se salvaron por su inmensa fe.

El coraje en las pruebas de la vida diaria resulta de la intimidad con el Señor. Cuando leemos los versículos 9 a 13 del Salmo 31, conocemos el problema por el que pasó David: De todos mis enemigos soy objeto de oprobio, Y de mis vecinos mucho más, y el horror de mis conocidos; Los que me ven fuera huyen de mí. (Salmos 31:11). Poniendo todo en manos de Dios, encontró el valor y la fuerza para soportarlo. El hecho de haber experimentado la bondad y la protección del Señor motivó a David a exhortar a los demás: «Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón» (Salmos 31:24)

Oración:

Señor, dame el coraje para enfrentar cada prueba del camino, siempre confiando en Tu poder.