Biblia Devocional en 1 Año: Josué 12

Publicado por
(Lee al final el estudio un devocional de Josué 12. Esperamos sea de bendición para ti.)

Resúmen

El capítulo 12 de Josué, resume la conquista anterior en tiempos de Moisés, cuando Israel se hizo con el control del territorio al este del Jordán, donde dos tribus y media ya habían recibido su herencia (12:1-6; cf. Núm. 21:21-35 32:33). Por último, enumera los reyes de las ciudades-estado cananeas que los israelitas habían derrotado (12:7-24).

El registro de la conquista de Canaán por parte de Josué está ahora completo. Se limitó a tratar los principales acontecimientos y destacó la determinación de la victoria de Israel. De hecho, la guerra duró mucho tiempo, al menos cinco años (11:18; 14:7, 10).

Después de que Israel obtuviera el control de la tierra en su totalidad, los líderes de Israel comenzaron la tarea de dividirla entre las tribus. Sin embargo, en todo el país había muchas zonas que los cananeos seguían ocupando, normalmente porque habían escapado de los israelitas o resultaban demasiado difíciles de conquistar. Muchas de estas zonas se encontraban en valles o llanuras, donde los cananeos mantenían el control debido a sus grandes fuerzas de carros (cf. 17:16-18). Las tribus israelitas individuales debían ahora expulsar a los cananeos de estas zonas y disfrutar así de la plena posesión de su herencia (véase 13:1; 14:12). Pero el pueblo estaba cansado de la batalla, y los cananeos, a los que no lograron destruir, se convirtieron más tarde en una fuente de muchos problemas para Israel (15:63; 16:10; 17:12). Esto queda bien demostrado en el libro de los Jueces.

Comentario por versículos

12.1-6 – Aquí se mencionan las primeras conquistas israelitas al este del Jordán: sus victorias sobre Seón, rey de Hesbón, y Og, rey de Basán. Israel los derrotó bajo el liderazgo de Moisés y tomó posesión de su tierra en ese momento (Núm. 21:21-35). La descripción detallada del territorio que gobernaban hace que la victoria que logró Israel sea aún más impresionante. El versículo 6 confirma que esto dio la posesión de la tierra como herencia a dos tribus y media, que se establecieron allí.

12:6,7 – El lenguaje utilizado por estos versículos muestra claramente que Josué sucedió a Moisés en sus diversas tareas, tanto que ambos son descritos de la misma manera. Primero, como conquistadores: Josué y los hijos de Israel (v. 7) sigue a Moisés […] y los hijos de Israel (v. 6). Luego, como dadores de tierra: Josué la dio (v. 7) de la misma manera que Moisés […] la dio (v. 6).

12:7-24 – La primera parte del libro de Josué ya está completa. Los israelitas han destruido a sus enemigos con la ayuda de Dios y han conquistado finalmente la Tierra Prometida. A partir de este pasaje bíblico, la tierra se divide y el pueblo de Israel se asienta en el territorio, muchos años después de la primera promesa hecha a sus antepasados.

Devocional:

A estos derrotaron Moisés siervo de Jehová y los hijos de Israel; y Moisés siervo de Jehová dio aquella tierra en posesión a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de Manasés. (Josué 12:6)

Josué 12 nos muestra un resumen de todos los logros del pueblo de Israel, primero bajo Moisés y luego bajo Josué. Dios utilizó los actos heroicos de estos dos guerreros para llevar a su pueblo a la victoria.

Este capítulo no sólo describe a los reyes derrotados y el territorio tomado. En esta lista también vemos el fin de los que se resistieron a Dios y lucharon contra Israel.

El camino de la obediencia para los israelitas no siempre fue fácil. A menudo significaba avanzar a pesar de los obstáculos. La vacilación significaría el fracaso y la pérdida. Sin embargo, la historia de Israel en esta época se caracterizó por una perseverancia constante y decidida.

Por otro lado, la característica de los cananeos era la rebeldía. Preguntaron: «¿Quién es el señor de nosotros?» Y lucharon hasta el final, «sin Dios y sin esperanza». El mérito de nuestros éxitos no nos pertenece, sino a Dios, y sin duda fueron construidos sobre las espaldas y los hombros de quienes nos precedieron. Y los que nos sucedan podrán hacer por el Señor cosas aún más grandes que las que hemos hecho nosotros.

Oración:

Señor, son tuyos todos mis logros y objetivos alcanzados. Gracias por los dones que me has dado para conseguir tales logros y dame la sabiduría para seguirlos usando para Tu máxima gloria.