Bajo Su amparo

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual resumido de este devocional. Esperamos sea de bendición)

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:6-7)

Una de las mas importantes promesas que Dios nos otorga, es su presencia constante. Y es que el Señor siempre se encontrará tan lejos como nosotros querramos estar de Él: Si es nuestra voluntad buscarlo continuamente en oración, su presencia y cuidado serán constantes.

A pesar de esta grandiosa verdad, las angustias y problemas, pueden nublar nuestra percepción de las cosas y hacer que nuestra elección sea el preocuparnos por una prueba que debemos enfrentar. Al hacerlo olvidamos también que la preocupación, sólo significa una cosa: estamos tratando de resolver por nuestros propios medios ese problema que nos aqueja, y pensamos inconscientemente que nuestras maneras tendrán mejores soluciones que las que Dios puede proveernos.

Una vida libre de angustias y preocupaciones, sólo podra tenerse en la medida en que asumamos otra de las promesas del Senor, la paz genuina y de calida que únicamente Él puede brindarnos. Una paz de la que gozaremos luego de poner todas nuestras angustias, de corazón, en las manos de Dios, confiando plenamente en su poder y capacidad para ayudarnos a sobrellevar cada una de nuestras cargas.

Toma esa decisión y camina confiado de la victoria que te espera junto al Señor. Declara hoy: descanso todas mis cargas en Dios porque Él cuida de mí.

Palabra diaria: Señor, haz de Tu paz y serenidad la mía, de manera que pueda descansar cada una de las cargas que hoy me aquejan, en Tu poder y voluntad que todo lo pueden. Guíame en ese camino, para ganar la paz de saber que me encuentro siempre bajo el cuidado de Tu presencia en cada sendero de mi vida..

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:

Pasaje:

1 Pedro 5:6-7

Tema del Capítulo – 1 Pedro:

El libro de 1 Pedro fue escrito por el apóstol Pedro a la iglesia formada por judíos y gentiles que estaban sufriendo una intensa persecución. Esta carta fue escrita en la época en que Nerón había quemado la ciudad de Roma. Debido a la devastación generalizada y a la creciente hostilidad de las masas desamparadas, Nerón redirigió el amargo resentimiento hacia los cristianos, culpándolos de haber quemado la ciudad. Lo más probable es que Pedro escribiera desde Roma a «los elegidos de Dios, extranjeros en el mundo, esparcidos por el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia (vs. 1:1).

El tema principal del libro de 1 Pedro es vivir victoriosamente en medio del sufrimiento y la persecución. Pedro escribe para dar esperanza en medio de ella; para recordar nuestra gran salvación en Cristo Jesús. Para dar consejos sobre cómo vivir una vida piadosa ante los incrédulos, y luego termina con un recordatorio de que el Señor volverá y restaurará todas las cosas.

Comentario Bíblico:

La humildad preserva la paz y el orden en todas las iglesias y sociedades cristianas; el orgullo la perturba. Cuando Dios da gracia para ser humilde, también da sabiduría, fe y santidad. Ser humilde y someterse a nuestro Dios reconciliado, trae más consuelo al alma que los deleites de la soberbia y la ambición. Pero es a su debido tiempo ; no en el tiempo que tú imaginas, sino en el tiempo que Dios ha establecido sabiamente. Él espera, y ¿no esperarás tú? ¡Cuántas dificultades superará la firme creencia en su sabiduría, poder y bondad! Entonces, humillaos bajo su mano. -“Echad toda vuestra ansiedad”, preocupaciones personales, angustias familiares, ansiedad por el presente, cuidados por el futuro, por vosotros mismos, por otros, por la iglesia, echadlo todo sobre Dios. Son cargas onerosas, y suelen ser muy pecaminosas cuando tienen sus raíces en la desconfianza y la incredulidad, cuando torturan y distraen la mente, nos anulan para el servicio e impiden que nos sintamos contentos en el servicio de Dios. El remedio es echar nuestra solicitud sobre Dios, y dejar todo suceso a disposición de su gracia y su sabiduría. La creencia firme en que la voluntad y los consejos divinos son correctos calma el espíritu del hombre. En verdad el piadoso suele olvidar esto, y se angustia sin necesidad. Remítelo todo a la buena disposición de Dios.

Referencias Cruzadas:

Salmos 55:22

22 Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.

Salmos 37:5

5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

Salmos 56:3-4

3 En el día que temo, Yo en ti confío. 4 En Dios alabaré su palabra;En Dios he confiado; no temeré;¿Qué puede hacerme el hombre?

Salmos 34:15

15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

Mateo 6:33-34

33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

Filipenses 4:6

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Tema Principal:

Sustento de Dios

Versículos Temáticos:

«No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.» Isaias 41:10

«Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.» Mateo 5:11-12

«En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.» Juan 14:2-3 

«El ánimo del hombre soportará su enfermedad; 
    Mas ¿quién soportará al ánimo angustiado?» Proverbios 18:14

«Ten ahora a bien bendecir la casa de tu siervo, para que permanezca perpetuamente delante de ti, porque tú, Jehová Dios, lo has dicho, y con tu bendición será bendita la casa de tu siervo para siempre.» 2 Samuel 7:19

«Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; 
    Como con un escudo lo rodearás de tu favor.» Salmos 5:12

«La bendición de Jehová es la que enriquece, 
    Y no añade tristeza con ella.» Proverbios 10:22

«Oh Jehová, fortaleza mía y fuerza mía, y refugio mío en el tiempo de la aflicción, a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra, y dirán: Ciertamente mentira poseyeron nuestros padres, vanidad, y no hay en ellos provecho.» Jeremias 16:19 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *