30 de Julio: Amando tu vida

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Juan 10:10)

¿Crees que Dios quiere que disfrutes de tu vida? ¡Pues si! De hecho, parte de la voluntad de Dios es que disfrutes cada momento. Sé que esto es cierto porque Su Palabra lo dice en muchos lugares.

El rey Salomón, a quien se considera muy sabio, escribió en Eclesiastés 2:24: “No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo. También he visto que esto es de la mano de Dios.”

Salomón dijo que disfrutes del bien de tu trabajo. Debemos aprender a valorar el disfrute porque es vital para ser una persona sana y equilibrada. Esto no significa que toda la vida se convierta en una gran fiesta o unas vacaciones, pero sí significa que a través del poder de Dios podemos aprender a ser agradecidos y disfrutar toda la vida.

Oración:

Padre, estoy agradecido de que Jesús vino para que yo pudiera tener una vida abundante. Cuando los tiempos sean difíciles y mi alegría se sienta baja, ayúdame a recordar que Tú me prometiste que puedo disfrutar de mi vida, pues caminando de Tu mano no tengo de que temer, ya que Tu mano poderosa es mayor que cualquier problema y la dispones para cada uno de Tus hijos, cuál pastor aguerrido cuidando de su rebaño para que ninguna de sus ovejas se separé de Su mano jamás. Gracias por la alegría, la paz y la seguridad que encuentro en Ti, Señor.

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo Juan 10:

El capítulo 10 de Juan comienza con Jesús diciéndole a sus seguidores que un rebaño de ovejas sólo seguirá a su verdadero pastor, el que ha entrado legítimamente en la ronda a través de la puerta y aquel cuya voz reconocen. No entienden el significado de su historia, así que Jesús les explica que Él es el pastor al que deben seguir, que los conoce y los protegerá, como un buen pastor protege a su rebaño. Les dice que los conoce, como Dios lo conoce, y que dará su vida por ellos. Jesús continúa diciendo que Él guiará a todos los hombres, y que morirá por todos los hombres, y que aunque viene a morir en obediencia a la voluntad de Dios su Padre, lo hace por su propia voluntad. En este capítulo tenemos: I. El discurso de Cristo, en forma de parábola, sobre Él mismo como puerta del redil y pastor de las ovejas, vv. 1-18. II. Los diversos sentimientos del pueblo hacia estas palabras, vv. 19-21. III. La discusión que tuvo Cristo con los judíos en el Templo, en la Fiesta de la Dedicación, vv. 22-39. IV. Su salida al campo después, vv. 40-42.

Referencias cruzadas por término – Juan 10:10:
El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir

Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. (Juan 10:8)

Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. (Mateo 24:43-44)

De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ese es ladrón y salteador. (Juan 10:1)

Si el ladrón fuere hallado forzando una casa, y fuere herido y muriere, el que lo hirió no será culpado de su muerte. (Éxodo 22:2)

yo he venido para que tengan vida.

El que sigue la justicia y la misericordia Hallará la vida, la justicia y la honra. Proverbios 21:21

Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? Marcos 8:36

Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño; Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala. (1 Pedro 3:10-11)

y para que la tengan en abundancia.

A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. (1 Timoteo 6:17)

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. (Colosenses 3:16)