30 de Agosto: Una naturaleza nueva

Publicado por
(Lee al final el estudio contextual del versículo de hoy) – * Ha sido agregado estudio de referencias cruzadas por palabras y términos de versículo al final del Devocional. Esperamos sea de bendición para ti.

Palabra:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Corintios 5:17)

La Palabra de Dios nos enseña que cuando recibimos a Cristo como nuestro Salvador y Señor, Él nos hace una nueva creación (ver 2 Corintios 5:17). Él nos da Su naturaleza. También nos da un espíritu de disciplina y dominio propio, que es vital para permitirnos elegir los caminos de nuestra nueva naturaleza. Y Él nos da una mente sana (ver 2 Timoteo 1:7). Eso significa que podemos pensar en las cosas correctamente sin ser controlados por la emoción.

Cada creyente puede estar agradecido de que la manera en que una vez fue fallece, y que estamos equipados con todo lo que necesitamos para una nueva manera de comportarnos. Con la ayuda de Dios podemos elegir el espíritu sobre la carne y el bien sobre el mal. Nuestro espíritu renovado ahora puede controlar nuestra alma y cuerpo o, dicho de otra manera, la persona interior puede controlar a la persona exterior. Entonces podemos vivir el plan de Dios para nuestras vidas.

Oración:

Padre, te doy gracias porque soy una nueva creación en Ti. Estoy muy agradecido por un nuevo comienzo y la nueva naturaleza que me has dado. Ayúdame hoy a dejar atrás las viejas costumbres y vivir una vida nueva, llena de gozo y de victoria en Ti. Amén

Estudio Bíblico Contextual del Devocional de Hoy:
Resumen de Capitulo 2 Corintios 5:

Este renombrado capítulo continúa sin interrupción desde el final del capítulo 4. La Escritura fue escrita originalmente sin divisiones de capítulos o versículos, por lo que los pensamientos de Pablo fluyen sin pausa desde el texto anterior.

Este pasaje comienza con la honesta descripción de Pablo de la experiencia de la vida en este lado de la eternidad. Llama a nuestros cuerpos temporales «tabernáculo». No están destinados a durar para siempre y, mientras vivimos en ellos, gemimos anhelando nuestro hogar permanente con Dios y los cuerpos eternos y sin cargas. Para los creyentes en Jesús, Pablo describe la muerte como aquello que es mortal que es tragado por la vida. Dios ha preparado cuerpos eternos para todos los que están en Cristo y les ha dado el Espíritu Santo como garantía de lo que recibiremos cuando termine esta vida (2 Corintios 5:1-5).

Referencias cruzadas por término – 2 Corintios 5:17:
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Filipenses 4:21 – Saludad a todos los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo os saludan.

Ezequiel 11:19 – Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,

Gálatas 6:15 – Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.

Efesios 2:10 – Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Ezequiel 18:31 – Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel?

Romanos 6:4-6 – Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

Efesios 2:15 – aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,

Romanos 7:6 – Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.

Gálatas 3:28 – Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Efesios 1:3-4 – Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.